El Guijuelo sigue a ritmo de Copa

El Guijuelo sigue a ritmo de Copa

Tres puntos más para el Guijuelo en su lucha por entrar en la Copa del Rey. Los chacineros derrotaron por la mínima al Izarra, gracias a un tanto de Aspas al filo del descanso. Luis Milla volvió a jugar tras su grave lesión de rodilla.

Desde el inicio, el Guijuelo salió a por el partido. Los de De la Barrera fueron incrementando el ritmo durante la primera mitad hasta que llegó el merecido tanto de Aitor Aspas. Era el minuto 43 cuando el lateral izquierdo se revolvió en el área y, a la media vuelta, alojó la pelota en el fondo de las mallas.

Fue la guinda a una primera parte en la que el Guijuelo se mereció el gol. De inicio, Luque le aportaba dinamismo al ataque y Pino, siempre Pino, era un incordio constante con diferentes desmarques de apoyo para descuadrar la paz en la zaga rival.

El delantero cabeceó con mucha intención un dentro desde la izquierda que impactó en la mano de un zaguero pero el colegiado miró hacia otro lado y no señaló la pena máxima.

A la media hora, una contra que comenzó en un sombrero de Pino la terminó Jonxa Vidal sin acierta. Al vasco se le echaron encima cuando ya se cantaba gol en el Municipal.

El aviso previo al gol llegó con un tanto anulado a Pino. El delantero remató un centro desde la derecha de Piojo pero Raúl Ruiz había cometido falta en el salto. Y, a dos minutos para el descanso, Aspas apareció para hacer justicia.

Tras el intermedio, el Guijuelo tuvo dos buenas ocasiones para hacer el segundo. Primero, tras una combinación entre Luque y Raúl Ruiz; después, con un lanzamiento de Aspas cruzado. No sentenció y le tocó sufrir.

El centrocampista Luis Milla volvió tras su grave lesión de rodilla y recibió la mejor ovación del partido. El Izarra comenzó a tener presencia con el balón y se acercó al campo rival aunque sin inquietar en exceso a Kike Royo.

A falta de ocho minutos para el final, Luque vio su segunda amarilla y se marchó a la calle de forma justa. Un error de Jonxa Vidal dejó solo a Francis ante Kike Royo pero el delantero no supo definir y mandó su disparo a las manos del cancerbero chacinero. Y, en la última jugada del partido, el propio Francis mandaba un balón al palo. 

Comentarios
Lo más