45 empleados de los centros de trabajo de la Junta reciben formación para actuar ante un incendio

45 empleados de los centros de trabajo de la Junta reciben formación para actuar ante un incendio
 El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, se ha traslado hasta el Centro Integrado de Formación Profesional para conocer las labores de formación en extinción de incendios que recibirán, durante la jornada de hoy, 45 empleados pertenecientes a diferentes centros de trabajo de la Junta de Castilla y León. El curso se desarrollará en una unidad móvil instalada en el Centro Integrado de Formación Profesional. Esta iniciativa didáctica y práctica está organizada por la Consejería de Hacienda a través del Servicio de Coordinación y Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de Función Pública.

El objetivo de la formación es permitir a los participantes conocer y familiarizarse, de una forma didáctica y amena, con el efecto de un fuego real. Los alumnos experimentarán todas las sensaciones de un incendio producido en interiores que les ayudará a aprender la mejor manera de afrontarlo, superarlo y minimizar los daños materiales y personales de su centro de trabajo. Durante la formación se dotará al personal de ropa de protección de algodón para evitar salpicaduras.

Los trabajadores realizarán una serie de prácticas que se dividirán en tres fases: en la primera, los alumnos se familiarizarán con el uso de extintores (desprecintado, transporte y utilización) y practicarán la extinción de fuego real mediante un extintor de agua y aire comprimido. Al final el alumno deberá saber cómo actuar ante un fuego de pequeñas dimensiones.

Por otro lado, durante la segunda fase, se enseñará a los alumnos la metodología para acceder a zonas con fuego, para ello, se realizarán prácticas en el interior de la unidad móvil, que mostrará a los trabajadores cómo orientarse cuando su espacio de trabajo se encuentre inundado de humo, asimismo, también aprenderán a evacuar a personas presentes en el lugar del siniestro.

Finalmente, durante la tercera fase, los alumnos trabajarán con bocas de incendios (BIE) de 25 milímetros y, a continuación, entrenarán en los diferentes tipos de lanzas para conocer la mejor manera de aproximarse y proyectar agua sobre un fuego. También podrán observar el funcionamiento de un extintor de agua y de un extintor de polvo polivalente ABC.

Al finalizar las prácticas los alumnos habrán adquirido los conocimientos necesarios para afrontar con éxito un incendio de interiores.

Formación comprometida con el medio ambiente

La unidad móvil utilizada para el curso de formación mantiene el compromiso de respetar el medio ambiente. Por eso, cualquier humo expedido durante la realización de las prácticas es completamente inocuo, no representando ningún riesgo ni para las personas ni para el entorno por lo que el vehículo puede situarse cerca de viviendas y lugares públicos. Por otro lado, los incendios generados en el interior de la unidad móvil se basan en un sistema de combustión limpia que no genera residuos. Además, el agua que se emplea para la extinción de incendios se transporta en un aljibe y es recirculada durante la realización de la práctica. La Junta de Castilla y León mantiene su programa de protección y respeto del medio ambiente, incluyendo cualquier actividad de formación, demostrando con ello el compromiso con el entorno natural.

Comentarios
Lo más