El 90% de las universidades promueven políticas de responsabilidad social

El 90% de las universidades promueven políticas de responsabilidad social
Las universidades de Castilla – La Mancha, Salamanca, Málaga, Alcalá de Henares, Francisco de Vitoria y Nebrija, y las empresas Banco Santander, Llorente-Cuenca, Hotel Ritz Madrid – Orient Express, Valenciaport y NH Hoteles compartieron sus políticas de Responsabilidad Social durante la III Jornada de la Cátedra Nebrija Santander en Responsabilidad Social Corporativa, que tuvo lugar ayer por la tarde en el campus de Dehesa de la Villa de la Universidad Nebrija.  José Aguilar, director de esta Cátedra, señaló que sólo algunas empresas integran políticas de RSC por convicción; “otras lo hacen por necesidad, porque saben que la sociedad es cada día más exigente y ya no tolera determinados comportamientos”.
 
Universidades y empresas defendieron la necesidad de establecer un espacio de diálogo  y expusieron diferentes modelos de integración. “Todavía no hemos encontrado ese microclima donde la relación universidad/empresa fluya en equilibrio”, según Juan Antonio Maestro, vice-rector de Investigación de la Universidad Nebrija. Durante la jornada se defendió un nuevo modelo de empresa acorde a los nuevos tiempos y sociedad, y un nuevo orden económico y social con base en la RSC. Dos aspectos importantes de reflexión son la convergencia empresa-sociedad y la necesidad de integrar los aspectos de RSC a niveles de la máxima dirección de la empresa. La implicación del equipo directivo es también imprescindible, según todos los ponentes.
 
Comentaron igualmente que la Responsabilidad Social Universitaria es un terreno nuevo, sumamente importante y en el que queda mucho por hacer. A este respecto, algunos ponentes coincidieron al poner sobre la mesa la necesidad de potenciar la naturaleza pública- privada, los sistemas de incentivos vinculados con la I+D+I+E; y los beneficios de favorecer los clúster universidad-empresa. Coincidieron todos los participantes al señalar que la RSC es estratégica  y que “todavía no ha logrado ocupar el espacio que debería ocupar”. Las universidades –quedó claro- tampoco pueden ser ajenas a la reflexión de la RSC dado su carácter de organización y su misión de formación de profesionales. Cristina Quintana, de la Universidad de Málaga, destacó que el 90% de las universidades españolas tienen un órgano específico dedicado a la responsabilidad, “si bien no todas tienen el mismo grado de compromiso”.
 
Para Begoña Beneytez, directora de Medio Ambiente y de la Oficina de Cambio Climático de Banco Santander, la sostenibilidad implica transparencia, visión a largo plazo y diálogo constante con sus grupos de interés. Desde el ámbito de la empresa se hizo referencia también a los límites –principalmente culturales- que frenan la implantación de políticas de RSC en las compañías. En este sentido, se valoró de forma muy positiva que desde la universidad se incluya la RSC en el ADN de los futuros directivos. Finalizando la jornada, Juan Antonio Escarabajal, director de Planificación, Marketing y Comunicación de la Universidad Nebrija, habló sobre integración empresa/universidad e innovación docente a través de la experiencia de colaboración entre la Universidad Nebrija y tres empresas líderes: Microsoft, Bridgestone y Tuenti.
Comentarios
Lo más