Los caminantes vuelven a disfrutar de la marcha Arribes del Duero

Los caminantes vuelven a disfrutar de la marcha Arribes del Duero

Como cada segundo domingo de marzo, como ya viene siendo una costumbre justo en la antesala de la primavera, se celebra en Vilvestre la habitual marcha de senderismo que este año ha alcanzado su vigesimoprimera edición. 

Con el Rollo de Justicia como punto de inicio, la ruta pasó por el Caño El Sierro y la gran encina centenaria para llegar al Molino de la Luisa, un antiguo molino que aprovechaba el caudal del arroyo La Nava para transformar el cereal en harina.

Desde allí, los participantes se dirigieron hacia Monte Gudín, una finca de gran valor ecológico por la biodiversidad que encierra. Caminaron por angostas veredas acompañados en esa andadura por alcornoques y encinas, enebros y zambullos, y disfrutaron de las vistas del Parque Natural del Duero Internacional (Portugal), que junto con el Parque Natural Arribes del Duero han sido declarados Reserva de la Biosfera Transfronteriza por la Unesco.

Los caminantes pasaron por las Cuevas de Pandera, el Miradero de la Chanca y la Peña La Malva, donde encontraron espectaculares paisajes del arribe profundo y, siguiendo el curso del río, llegaron a Las Torres, un antiguo puesto de vigilancia de frontera del que aún se conservan vestigios.

Para finalizar el trayecto tomaron rumbo hacia La Barca, para disfrutar de una suculenta comida a las orillas de las aguas del Duero.

Comentarios