El hospital cierra la quinta planta del Virgen de la Vega sin previo aviso

El hospital cierra la quinta planta del Virgen de la Vega sin previo aviso

La Junta de Personal del complejo hospitalario de Salamanca ya conoce los planes de cierres de camas para el verano, una semana después de que la gerencia comunicara a supervisores y jefes de servicio del cierre de la quinta planta derecha del Clínico (Medicina Interna) con 26 camas, la cuarta de Ginecología del Clínico con 28 camas, la primera derecha del Clínico con 28 camas, y la quinta del Virgen Vega (Especialidades) con 22 camas.

Al momento de ser comunicados estos planes por la dirección de enfermería, se procedió al cierre de la quinta planta del hospital Virgen de la Vega sin previo aviso. “Hay formas y esta dirección no las tiene, continuando con su política de creer que éste es su rancho”, denuncia la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF).

Su delegado, Jesús Alberto Molina, asegura que lleva “muchos trienios a mis espaldas y nunca había visto tratar tan mal a enfermería por parte de su dirección. El dicho otro vendrá que bueno me hará está llegando a su máximo exponente”. Por eso, reclama a la Consejería de Sanidad que proceda a relevar de su puesto a la dirección de enfermería “y piense realmente en el bien del enfermo, que pasa por un buen clima entre el personal que está más cerca de ellos”.

A ello se añade que “como van a tener mucho personal sobrante, de las plantas que piensan cerrar, pretenden que el personal de enfermería disfrute de los días de descanso, que se nos devuelven cómo y cuándo ellos quieren, pero son días de libre disposición, no de imposición”.

Intervenciones a la baja en verano

Por su parte, la Unión General de Trabajadores (UGT) denuncia que la gerente del hospital, Cristina Granados, "ha impuesto el cierre de plantas sin negociación, no atiende a razones y se escuda en el porque lo digo yo. Esta medida pesetera incide, no solo en la calidad asistencial, sino en el incremento, ya grave, de las listas de espera y en el colapso de los servicios de Urgencias, como FSP-UGT denunció el verano pasado con el cierre de 60 camas, algunas de ellas aún sin abrir en Montalvos".

Añade el sindicato que el personal afectado será trasladado durante los meses de verano a diferentes servicios. "Se desconoce dónde serán ubicados y si les respetarán las carteleras de trabajo. Esta falta de organización produce deterioro en la calidad asistencial, pues muchos profesionales, con el traslado, no dominarán el funcionamiento y las técnicas específicas de algunos servicios. La situación que están viviendo los trabajadores sanitarios es estresante y en algunas ocasiones se ven superados por la falta de personal y no pueden realizar su trabajo con la calidad requerida. Muchas de las bajas son cubiertas por los propios compañeros y otras por contratos precarios".

FSP-UGT denuncia este nuevo recorte. "Salamanca tiene un déficit importante de camas, no se puede aceptar esta medida mientras haya listas de espera". Por eso, exige la retirada de esta medida y  la programación normalizada en verano de intervenciones y realización de pruebas diagnósticas para reducir las listas de espera y prestar un servicio asistencial de calidad, mediante la suficiente contratación de personal.   

Comentarios
Lo más