Salesianos benjamín

Salesianos benjamín

El Salesianos no pasa por sus mejores momentos. En la actualidad solo son cinco los equipos que tiene disputando ligas locales de fútbol entre los que se encuentra el benjamín. Este está formado por niños de primer y segundo año pese al esfuerzo del club y del propio entrenador de hacer dos equipos. No pudo ser y se formó este conjunto del que Alfredo se muestra contento por su progresión pero sobre todo porque se sigan divirtiendo con los valores del deporte.

“Estamos haciendo una buena temporada. Los chicos están disfrutando y aprendiendo bastantes cosas”, afirma Alfredo que comenta también que la adaptación del equipo fue progresiva. “El equipo estaba dividida en dos, prebenjamines y benjamines, por lo que no se conocían. Ahora sí y se nota”.

El equipo, por esto y por la mentalidad de Alfredo, no se planteó un objetivo deportivo a principio de temporada. El entrenador considera que a estas edades, antes del fútbol 11, lo único que se debe buscar es la diversión de los más pequeños, al tiempo que aprender cosas sobre la vida. “Deben aprender el esfuerzo y la competitividad. La vida te va a dar muchos palos y cuanto antes aprendas a salir de eso, mejor”, asevera.

Los minutos en el equipo se reparten lo más equitativamente posible, al igual que la convocatoria. “A no ser que no se venta a entrenar alguno de los dos días, vamos por orden en las convocatorias. Lo de los minutos es más complicado. Se cuenta el esfuerzo por encima de la calidad porque tienen que aprender que hay que esforzarse pero, dentro de ello, intentas ser un poquito justo con todos”.

De cara al año que viene ya están trabajando para poder sacar más equipos, algo que no será fácil por el factor campo. “El terreno de juego no es tan llamativo y eso influye. Es más difícil para nosotros y podemos hacer poco”, afirma Alfredo. La ilusión, sin embargo, es que todos puedan jugar en su categoría. Muchos pasarán a alevín y otros deberán quedarse en benjamín por lo que será más complicado este año. Lo importante, eso sí, es que sigan disfrutando de los valores de la competición mientras crecen como recordaba el propio Alfredo, que lleva con algunos desde prebenjamín. “El otro día les enseñé una foto de cuando eran pequeños y se quedaron asombrados, igual que yo. Verlos crecer es muy bonito”, sentenció.

La plantilla está formada por Pablo y Eros (porteros); Hugo, Gonzalo, Daniel, Saúl y Félix (defensas); Mario, Felipe, Asier, Ángel, Jesús y Darío (centrocampistas); Óliver y Alvaro (delanteros); Alfredo, Paco y Casillas (entrenadores).

Comentarios