Las inspecciones a transportistas inmovilizan un vehículo cada día por no cumplir la normativa

Las inspecciones a transportistas inmovilizan un vehículo cada día por no cumplir la normativa
Un vehículo fue inmovilizado cada día el año pasado por los servicios de inspección y vigilancia de la Junta de Castilla y León, la mayoría con el tacógrafo trucado o sin la autorización en regla para realizar la actividad, según datos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha reforzado las medidas contra las prácticas fraudulentas y la economía sumergida en el sector de las mercancías y los viajeros.
 
Una de las sanciones más habituales fueron la carencia o manipulación del tacógrafo, que sumaron 163 denuncias en Salamanca. Seis de cada diez transportistas sancionados en 2013 cometieron una infracción relacionada con los tiempos de conducción y descanso, lo que afecta a la seguridad, las condiciones sociolaborales de los trabajadores y genera prácticas contrarias a la libre competencia. Respecto al exceso de peso en la carga, se sancionó a 196 conductores.

El tacógrafo digital controla la jornada laboral de los conductores profesionales y aporta datos como el tiempo dedicado a la conducción, al descanso o a otras actividades, los kilómetros recorridos, datos del ‘chófer’ y origen y destino del transporte. Se constituye en un elemento imprescindible para vigilar que los transportes de mercancías y viajeros que se someten a la normativa de tiempos de conducción y descanso, garantizando así la competencia leal entre transportistas.

 
Comentarios