La lucha se centra en otros vestigios franquistas después de la sentencia sobre el mural del Salón de Plenos

La lucha se centra en otros vestigios franquistas después de la sentencia sobre el mural del Salón de Plenos

Domingo Benito y Gorka Esparza mantienen varios frentes abiertos contra otros vestigios en edificios públicos como el Palacio de Justicia, la antigua sede del Banco de España, Correos y la Facultad de Ciencias Ambientales. Anuncian, aun así, que la principal prioridad es el recurso interpuesto por la Fundación Francisco Franco contra la retirada del medallón de la Plaza Mayor

El concejal de Izquierda Unida en Ciudad Rodrigo, Domingo Benito, y el abogado Gorka Esparza continúan con su lucha por eliminar los vestigios franquistas en la ciudad de Salamanca. Después de la sentencia que anunciaron este martes en la que la jueza le daba la razón sobre tres de las cuatro reclamaciones que aún restaban como la del fresco en el mural del Salón de Plenos, la estatua del parque Salesas y el título de alcalde de Honor de la ciudad.

Más allá de recursos, que el Ayuntamiento ya ha anunciado que emprenderá, y de la veracidad de que el título de alcalde de Honor se extinga con el fallecimiento, algo que según la jueza, en su sentencia, plantea que “examinado el acuerdo del Pleno de 1 de abril de 1964”, este lo fue “a perpetuidad”, ambos ya han interpuesto varios procedimientos judiciales para eliminar otros escudos y murales presentes en la ciudad.

De hecho, el escudo del Palacio de Justicia, en la Audiencia Provincial, ya está siendo objeto de revisión después de que el Gobierno, a través del Ministerio Justicia, negara que se fuera a eliminar próximamente ante los requerimientos de Benito y Esparza. Así, este es el único proceso actual que se encuentra en fase judicial en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid después de que hubiera un incidente sobre la competencia del Juzgado, ya que se presentó ante el Juzgado central de lo Contencioso-Administrativo.

El resto, de momento el escudo de Correos, del Banco de España y un mural en el edificio de la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad de Salamanca, están en un momento todavía prejudicial. Y es que el mismo proceso le da un tiempo amplio a la Administración para poder responder ante los requerimientos, algo que solo se ha hecho con el caso del Palacio de Justicia que, según comunica Gorka Esparza, esta fue de que cuando se haga la reforma del edificio, en su caso se quitará.

En lo referente a los otros símbolos, la Administración, bien el Gobierno o bien la Universidad de Salamanca, todavía se encuentran en plazo de responder. En caso de que no lo hicieran, el silencio es negativo, por lo que Esparza anuncia que se llevarían a cabo otros procesos similares buscando el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Eso sí, en el caso del edificio de la Universidad y posiblemente con el Banco de España, cuya titularidad todavía es dudosa al haberse cedido a la Universidad, se esperaría a comprobar cuál es el objetivo del nuevo equipo rectoral tras las próximas elecciones de finales de noviembre.

Además, aunque se conocen otros vestigios franquistas en la ciudad, el abogado afirma que la lucha contra estos deberían esperar ya que “el tema es mucho más dudoso desde el punto de vista legal” y que hay otros que se deberían aclarar antes como el analizar todos los procedimientos judiciales en la provincia o el que la Fundación Francisco Franco ha emprendido contra el Ayuntamiento después de la retirada del medallón de Franco de la Plaza Mayor. “Hasta que no termine, adquiere la mayor importancia”. 

Comentarios
Lo más