Valero y San Miguel, unidos por el 'Camino de los Trasiegos'

Valero y San Miguel, unidos por el 'Camino de los Trasiegos'
La Diputación de Salamanca presentó este viernes el Camino de los Trasiegos, una nueva ruta senderista de 3,5 kilómetros de recorrido que discurre entre Valero y San Miguel de Valero y se integra en la marca turística ‘Senderos del Alagón’, explicó el diputado provincial de Turismo, Antonio Gómez Bueno, quien también precisó que se trata de una forma de poner en valor el patrimonio paisajístico, gastronómico y etnográfico de la zona.
 
 
Para el teniente de alcalde de San Miguel, Enrique López, más allá de la economía “son importantes las sinergias para poder hacer cosas como esta”. En su opinión es digno de destacar el esfuerzo “para poner de acuerdo a poblaciones y entidades locales”.

 

López aclaró que la Sierra de Salamanca “siempre ha sido la de Quilamas”. De hecho, añadió, hasta que en el siglo XX comenzó a perder su pujanza, “era la sierra mayor con gran importancia para toda la zona”. Por tal motivo, subrayó, es “un patrimonio del que Salamanca no se puede olvidar”.
 
Por su parte, el alcalde de Valero, Demetrio Canete, considera “muy importante” la apertura de la ruta pues esta “es una zona de la sierra menos conocida y encuentra en el camino de los Trasiegos una buena forma de darla a conocer”. “Siempre se habla de la Sierra de Francia mientras que la de Las Quilamas parece que está ahí escondida cuando tienen cosas maravillosas que ofrecer”, apostilló.
 
El Camino de los Trasiegos, de dificultad media-baja, ha supuesto una inversión de 3.500 euros y se une a otros lineales y circulares repartidos por la zona que ofrecen la posibilidad de caminar durante cerca de 25 kilómetros en total. Posiblemente a final de año, la Diputación realice un acción promocional conjunta de todos ellos.

 

Demandado como una opción de turismo ecológico, familiar y de paseo, reveló el diputado, a lo largo del recorrido el nuevo Camino permite al viandante disfrutar de atractivos paisajísticos como el paseo por la zona abancalada o patrimoniales, caso del puente o la fuente de piedra y la era de losas de cantería a través de un empedrado típicamente romano que permitirá de esa manera refrescar una vía que durante años ha estado en desuso.
 
 
Comentarios