Isidoro Benito: Nápoles Crespo

Isidoro Benito: Nápoles Crespo
El equipo es uno de los que mejor fútbol hacen de todo el fútbol modesto

Son ya unos expertos en el fútbol modesto. El Nápoles Crespo sigue dando guerra en el Isidoro Benito esta temporada, en la que no han comenzado tan bien como en otras ocasiones. Las lesiones que ha arrastrado el equipo han sido determinantes en ello, así como las faltas por motivos de trabajo que siempre están presentes. De hecho, uno de sus jugadores más influyentes, el delantero Robert, no podrá disfrutar este año más del fútbol por problemas con el tendón de Aquiles.

Esto, sin embargo, aunque determinante en los resultados, no lo es en el objetivo básico del equipo. Su filosofía es divertirse y para ello saben que tener el balón es esencial. Obviamente, si los resultados acompañan, mejor, pero ganar siempre queda en un segundo plano después de la amistad, el compañerismo y el equipo. A todos les gusta ganar pero no a cualquier precio.

Por ello, entre otras cosas, todos hacen un gran esfuerzo por ir a los partidos, para, a pesar de las lesiones en puntos importantes del equipo, no renunciar a su fútbol. Con él, siempre plantan cara a los rivales, que este año han mejorado. Además, al ser menos conjuntos, todo se ha igualado y saben que cualquier rival puede hacer daño.

Uno de ellos es, precisamente, el Nápoles Crespo, a los que muchos no dudan en señalar como el mejor equipo del trofeo. Y tienen claro que continuarán hasta que el cuerpo aguante o hasta que les dejen ya que el dinero que se debe abonar por jugar en el fútbol modesto cada año es mayor. Este año, por ejemplo, ha surgido el problema de la obligatoriedad del seguro médico, que implica un coste añadido que deben abonar los propios jugadores.

Esto, que parece un impedimento a la hora de hacer deporte, lo es menos gracias a la ayuda de los patrocinadores. En este caso, el Nápoles tiene la del bar Crespo y su porra y el resto del dinero intentan conseguirlo a través de la venta de papeletas. De hecho, son conscientes de que cada vez es más complicado conseguir patrocinadores por lo que cualquier ayuda es buena.

Mientras esta llega, ellos siguen saltando al campo cada fin de semana, intentando ganar siempre sin renunciar a su juego. Lo primero es hacer grupo, conseguir la amistad entre todos y no romper la dinámica. Lo primero es la armonía que llevan trabajando desde hace años. De hecho, el núcleo sigue siendo el mismo y apenas hay un par de altas que han sustituido a otros compañeros que no han podido seguir. Álex y Vicente, eso sí, en poco tiempo ya son parte más del grupo y se han adaptado a la forma de pensar y jugar de un mítico del fútbol modesto.

La plantilla está formada por Pepe y Óscar (porteros); Santi Blanco, Chuchi, Arturo, Ricky, Vicente, Paco, Champi y Óscar (defensas); José Antonio, Mati, Andrés, Diego, Antonio, Gila, Adame, Pedro, Tapia, Álex, Cuiqui y Carlos Gallego (centrocampistas); Robert y Guiller (delanteros); Kubala (entrenador); Miguel y Chiqui (delegados) y Eusebio (presidente).

Comentarios