“Cada día me encuentro con gente más joven en las cofradías, hay relevo generacional”

“Cada día me encuentro con gente más joven en las cofradías, hay relevo generacional”
José Adrián Cornejo, presidente de la Junta de Cofradías, Hermandades y Congregaciones de la Semana Santa, repasa en una entrevista con SALAMANCA24HORAS cómo se presenta la Pasión salmantina, declarada de Interés Turístico Internacional, que oficialmente arranca este Domingo de Ramos. Algunas procesiones cambian de horario y recorrido. “Creo que este año el Viernes Santo va a ser espectacular”, asegura
 

- Las semanas previas a la Semana Santa han estado marcadas este año por la polémica, la primera por aquello del acento andaluz en algunas procesiones…

- Aquello se sacó un poco de contexto. Estuve como hablando como con unos treinta medios de comunicación de toda España y la pregunta era siempre la misma, que si la carta del obispo, y yo diciéndoles lo mismo, que no había ninguna carta. Tuve que aclarar a los medios andaluces que no había nada en contra del acento, que simplemente se decía que sonaba raro aquí. Al final lo entendieron, lo comprendieron y no le dieron importancia. Pero el primer día fue horroroso, luego ya se queda en anécdota y no pasa a mayores.

- Lo que no queda en anécdota, precisamente en una hermandad con acento andaluz, es los anónimos publicados por toda la cuidad en forma de carteles contra la junta directiva de la Dominicana, con insultos e imputaciones de delitos.

- Eso es peor. Es un hecho aislado, no he detectado en otras hermandades, un hecho penoso, atentando contra las personas. Quien lo haya hecho no quiere ni a la Semana Santa ni a su hermandad. Gente como esa sobra de la Semana Santa de Salamanca. Si no están de acuerdo con su junta directiva tienen sus órganos para presentar la queja conveniente, pero dentro, sin cartelitos amparándose en el anonimato y la nocturnidad. Dice muy poco de la persona que lo hizo. 

- Actos que no han empañado el 75 aniversario de la Junta de Semana Santa. ¿Qué actos se han preparado para lo que resta de año, una vez que transcurra este tiempo de Pasión?

- Ya llevamos varios actos desde el vía crucis extraordinario y la acogida ha sido buena, de aceptación total. De momento estamos muy satisfechos y vamos a seguir hasta el mes de noviembre. En mayo tendremos un encuentro con veteranos de la Semana Santa para recordar los años de hace medio siglo, dando protagonismo a gente que casi nunca nos acordamos de ellos. En junio habrá un encuentro con todos los jóvenes, cuando acabe el curso escolar, la idea es junta al mayor número de diferentes edades para tener una jornada de convivencia, con actividades variadas para que vean otra Semana Santa, que no es solo el capirote y el paso, salir en procesión. Luego ya en septiembre presentaremos un libro con oraciones poéticas a todas y cada una de las imágenes de Semana Santa y a finales de mes se dará lectura a ellas en las ruinas del convento de San Francisco. En octubre tenemos prevista una exposición de ornamentos de Semana Santa y en noviembre terminaremos el día 19 con una misa, una comida de confraternidad y un concierto en el CAEM de la Joven Orquesta Sinfónica de Salamanca con el coro de la ciudad.

- ¿Y alguna procesión extraordinaria?

- Estuvo encima de la mesa para el Sábado Santo, pero eso implicaba que el Cristo de la Vela tenía que cambiar todo su itinerario y entendimos que no era cuestión de quitarle protagonismo a una hermandad en el día que procesiona. No barajamos otra fecha porque yo no soy partidario de hacer procesiones fuera de la Semana Santa, aunque respeto y voy a todas las que me invitan si se hacen. También se estudió exponer todos los pasos en la calle, pero eso implicaba una cobertura de seguridad total y era muy complicado. Por eso optamos por el vía crucis extraordinario con el Cristo del Amparo.

- Tenemos una Semana Santa de nuevo con algunos cambios, los más destacados el Viernes Santo.

- Creo que este año el Viernes Santo va a ser espectacular. Han cambiado horarios, recorridos, por ejemplo el Huerto de los Olivos subirá por Tentenecio y con la trasera de la Casa Lis tiene que ser precioso. Jesús Nazareno y Jesús Rescatado también ganan tiempo para que junto al Santo Entierro haya cuatro procesiones por las calles del centro de la ciudad sin cruzarse. Está calculado para eso, para que los cambios sean a mejor, porque las cofradías lo han estudiado a fondo y me pareció un buen trabajo cuando me lo enseñaron. Ya el Viernes Santo me gusta un poco más.

“Si seguimos la cronología de la Pasión tendríamos que cambiar muchas cofradías, su nombre, su imaginería, porque faltan muchos momentos de la Pasión”

- ¿Cómo tiene que ser para que le termine de gustar al presidente de la Junta de Semana Santa?

- La propuesta que les hice a los hermanos mayores era cambiar algunas procesiones de día y de hora. Por ejemplo, el Huerto de los Olivos la pondría el Jueves Santo por la noche, que es su momento. Quedaba la mañana del Viernes Santo libre y se lo propuse a Jesús Nazareno, mientras que al Rescatado les dije que lo ideal sería que se pasaran al martes por la tarde noche, dejando el Viernes Santo para el Acto del Descendimiento y la procesión del Santo Entierro. Esa fue la propuesta que les hice pero no lo aceptaron. Han venido arreglándose estos años y parece ser que éste el resultado será bueno. Si es así y no ocurre lo de años anteriores, vamos a ver cuatro procesiones en intervalos de cuarenta y cinco minutos.

- Propuesta complicada, porque los salmantinos somos de tradiciones y las cofradías y hermandades ya tienen arraigado un día para su procesión.

- Es difícil, aunque se podría hacer un estudio con años vista e ir mentalizando a la gente.

- Porque muchos fieles se preguntan por qué no hacer que las procesiones desfiles según la cronología de los Evangelios, respetando los hechos tal y como acontecieron en el tiempo.

- A día de hoy es imposible.

- Pero, ¿qué es más importante? ¿Respetar las escrituras en las que se fundamenta la fe de la sociedad o el lucimiento personal de cada uno? 

- Pero tantos cambios es imposible, porque si seguimos la cronología de la Pasión tendríamos que cambiar muchas cofradías, su nombre, su imaginería, porque faltan muchos momentos de la Pasión. Y luego te encuentras con qué hacemos con los crucificados, ¿los ponemos todos por la tarde? Sí es cierto que como consecuencia de la disolución de la procesión general del Santo Entierro queríamos intentar adaptar la cronología a los días centrales, pero eso es muy complejo.

- Hay pasos nuevos que están por venir, como la última cena, ya en boceto.

- Eso ya le compete al obispo, y si se aprueba, bienvenida sea.

- ¿Y en qué estado de conservación se encuentran las tallas de las cofradías y hermandades?

- En general bien. Se han restaurado Las Tres Marías, que desfilaban con el paso del Sepulcro Abierto el Domingo de Resurrección y se han recuperado para que vuelvan a desfilar. Con esto de la imaginería nunca se está satisfecho al cien por cien, siempre puede haber algún pequeño desperfecto a corregir, algún roce durante la procesión, pero son pequeñas cosas que se arreglan con normalidad. En general la imaginería salmantina está restaurada y goza de buena salud.

- Todo sea para potenciar una Semana Santa declarada de Interés Turístico Internacional. ¿Cómo ha repercutido esta catalogación durante la última década?

- Como cofrades nos movemos por la fe, no por la declaración. Pero veo que tiene su importancia, porque la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento hacen una promoción en ferias, agencias de viajes y medios de comunicación de Madrid. Llevamos tres años trabajando en este sentido y se ve a la Semana Santa de Salamanca por el mundo entero. Por ejemplo, hasta en un programa de televisión de Estados Unidos sobre costumbres y tradiciones.

- Al final, la Semana Santa también es generadora de empleo en una ciudad turística como ésta.

- Mucho. Cada año hay una mayor ocupación hotelera, según muestran datos oficiales de la Junta de Castilla y León. Año tras año se van superando los datos. La Semana Santa genera turismo y empleo. Cuantos más turistas vengan, mejor para todos nosotros.

“Igual que yo entiendo otras actividades que no tienen nada que ver con la Semana Santa y también se cortan calles, y lo respeto, pues pido eso, respeto”

- ¿Qué le diría entonces a quienes se quejan de que se paraliza la ciudad, cortes de tráfico, desvíos…?

- Que igual que yo entiendo otras actividades que no tienen nada que ver con la Semana Santa y también se cortan calles, y lo respeto, pues pido eso, respeto. Es una tradición de hace más de cinco siglos, la tradición más antigua de la ciudad, genera turismo, genera ingresos para la ciudad, genera empleo, pues es bueno para todos. Lo único que les pido es respeto. Que no se crucen, no hablen en momentos de silencio, no hacemos mal a nadie. Queremos lo mejor para la ciudad y que esté en boca de todo el mundo. A mí tampoco me gustan otras actividades que se realizan en la ciudad a lo largo del año pero no me quejo, las respeto. Si no participo de ellas, pues no voy. Es tan simple.

- Ahora los detractores de lo católico tienen en su diana la retransmisión de misas por televisión.

- El país tiene más problemas de los que preocuparse que si una misa se retransmite en una cadena de televisión pública un domingo por la mañana. Que respeten mis creencias. Igual que pasa con las procesiones. Si es algo bueno para la ciudad, ¿por qué lo vamos a quitar entonces? Otra cosa es que la gente huyera y molestara, pero si cada año hay más gente en la calle, genera empleo, trae turistas, los comercios venden, la hostelería gana dinero, ¿por qué vamos a quitarlo, encima la tradición más antigua de Salamanca? 

- Hemos hablado de que hay buena salud en las tallas de la Semana Santa, buena promoción, repercusión social y económica. ¿Y hay relevo generacional en las cofradías y hermandades?

- Sí, hay relevo generacional, cada día me sorprendo más porque cuando voy a alguna actividad de las propias cofradías o cuando voy a las salidas penitenciales me encuentro cada día con gente más joven. Son el futuro y les digo a los hermanos mayores que procuren mantenerlos, porque son el futuro de la Semana Santa y si hemos llegado aquí después de más de quinientos años, pues tenemos que intentar seguir otros quinientos.

 

Comentarios
Lo más