Controlado el incendio de Embutidos Rodríguez que ha calcinado un tercio de la fábrica

Controlado el incendio de Embutidos Rodríguez que ha calcinado un tercio de la fábrica

El incendio que asola la planta cárnica de Embutidos Rodríguez, ubicada en Soto de la Vega, en la comarca de La Bañeza, está controlado. A última hora del sábado, en torno a las 11.30 horas, se consiguió estabilizar las llamas, una situación que se mantiene a primera hora de este domingo, han informado fuentes de Bomberos de León.

En la factoría está se mantiene en el lugar una dotación procedente de León, que será relevada en las próximas horas ya que lleva trabajando sin descanso desde la tarde de ayer, sábado. Pese a que el fuego está controlado, los efectivos siguen trabajando para lograr la total extinción de las llamas porque existe gran cantidad de productos inflamables que continúan ardiendo como restos de carne, grasas, o cámaras frigoríficas con productos en su interior. Por esta razón, apuntan a que la factoría podría seguir "humeando" durante toda la jornada de este domingo hasta que el fuego sea totalmente extinguido.

Un tercio de la fábrica está "completamente inservible"

Según apuntan estas mismas fuentes, se ha calcinado en torno a un tercio de la fábrica y todo lo que ha ardido está "completamente inservible". Así, las llamas han devorado cámaras frigoríficas, salas de despiece y el digestor de la factoría, el lugar en el que se funden los residuos, las grasas y los huesos, y que todo apunta pudo ser el origen del fuego. Todas las instalaciones que afectan al proceso de producción han sido calcinadas, únicamente se han salvado de ser pasto de las llamas las oficinas y el secadero.

Una situación dramática que pone en peligro los alrededor de 400 puestos de trabajo que genera Embutidos Rodríguez, que se trata de la fuente de empleo más importante en el entorno de La Bañeza y que ahora tendrá que evaluar los daños sufridos tras este siniestro.

El fuego se inició a primera hora de la tarde del sábado por causas que todavía se desconocen. Al afectar al material almacenado, entre el que no solo se encontraba el cartonaje o ropa de vestuario, sino también los depósitos de grasas y aceite, las llamas se propagaron "muy deprisa" generando una negra y llamativa columna de humo, visible a varios kilómetros de distancia, a lo que contribuyó negativamente el fuerte viento presente en la zona durante toda la tarde.

El 112 recibió una llamada a las 16.55 alertando de humo que salía del lugar. En ese momento, se dio aviso a Tráfico, a Bomberos y, también, a una ambulancia del Sacyl como prevención ya que en el lugar había mucho humo. Las llamas avanzaban "muy deprisa" al estar afectando a depósitos de amoniaco, aceite y grasas, a lo que había que unir el fuerte viento en la zona. La imponente humareda era visible desde varios kilómetros a la redonda y la ubicación de la fábrica en la carretera LE-420, que une La Bañeza con Hospital de Órbigo, tuvo que ser cortada por la Guardia Civil.

Comentarios
Lo más