Harbour & Hill, la doble H del cine negro

Harbour & Hill, la doble H del cine negro

Esta tarde hemos ha protagonizado la tercera jornada del XII Congreso de Novela y Cine Negro la “Doble H” de la novela negra española actual. Los escritores Berna González Harbour (Santander, 1965) y Toni Hill Gumbao (Barcelona, 1966). Ambos, nacidos casi en el mismo año, han demostrado que, además de la letra inicial de sus apellidos, comparten también el gusto por la buena literatura y su pasión por las novelas policíacas.

Berna González Harbour es periodista de El País y autora de las novelas Los ciervos llegan sin avisar (2015), Margen de error (2014) y Verano en rojo (2012), estas dos últimas protagonizadas por la comisaria María Ruiz. Por su parte, Toni Hill es traductor y creador del personaje de Héctor Salgado, inspector sobre el que gira la trilogía formada por las novelas Los amantes de Hiroshima (2014), Los buenos suicidas (2012) y El verano de los juguetes muertos (2011). Este mismo año ha publicado Los ángeles de hielo, novela de intriga psicológica donde se acerca al gótico. Los dos autores también han participado con un relato en la antología Diez negritos: nuevas voces del género negro español (2015). 

Tanto Berna González Harbour como Toni Hill han demostrado su afición por las novelas policíacas clásicas y sus tramas de misterio. Preguntada acerca de los límites del género, la escritora y periodista ha señalado que todo puede llegar a ser novela negra, aunque para ello es preciso lograr “personajes fuertes y bien definidos”, además de construir atmósferas y tramas que permitan al lector conocer “el negativo de la foto”, esa parte oscura del ser humano que ya reflejó la Biblia, “primera novela negra de la historia con Dios como villano”. En el mismo sentido, Hill ha apuntado que esos límites son “muy permeables” y que la indefinición en torno a ellos “lleva a momentos absurdos y discusiones bizantinas” donde no existe “voluntad de entendimiento”. Por ello, ha abogado por reunir las dos corrientes, conjugando la novela policíaca nacida con pretensiones lúdicas con otro tipo de novela negra con mayor voluntad de denuncia social.

Los dos escritores también han tenido palabras para sus personajes más populares. De la comisaria María Ruiz, su creadora ha dicho que, aunque los lectores le piden que vuelva a escribir un libro con ella de protagonista, de momento “la cabeza pide otras cosas”. En cuanto a Toni Hill y su “mosso d’esquadra” Héctor Salgado, ha afirmado que “llama a la puerta” de vez en cuando pero que por ahora prefiere darle tiempo para que su figura se vaya moldeando. Sobre el patrón para crear personajes, González Harbour recordó que “es necesario saberlo todo sobre cada personaje” para concederle una voz. Hill, por su parte, recalcó la necesidad de no caer en figuras arquetípicas “para lograr una novela mucho más rica”.

La mesa redonda, aprovechando la presencia de González Harbour, debatió brevemente sobre el mundo del periodismo. La escritora santanderina mostró su confianza en los “buenos tiempos para el periodismo, aunque no para el negocio del periodismo”. Al respecto afirmó que sigue creyendo “en la vocación” y en la posibilidad de sacar adelante medios de comunicación sin una inversión millonaria. Asimismo tuvo palabras para esos periodistas de la vieja escuela acostumbrados a cuidar sus fuentes, tan diferentes a aquellos que dicen serlo y se dedican a plagiar los textos de otros las 24 horas sin tan siquiera citar su origen.

Por último, los dos novelistas, preguntados por sus influencias, mencionaron que es preciso leer literatura de todo tipo para poder escribir novela negra. Toni Hill nombró algunos autores como John Irving, J. M. Coetzee, Dennis Lehane o Patricia Highsmith; mientras que Berna González Harbour señaló que en la actualidad está leyendo mucha literatura latinoamericana, además de disfrutar de la obra de otros escritores como el portugués Gonçalo Tavares o el mozambiqueño Mia Couto.

Comentarios