Berkeley espera “con sumo respeto” la decisión de la jueza y reitera que cuenta con todos los permisos para poder talar

Berkeley espera “con sumo respeto” la decisión de la jueza y reitera que cuenta con todos los permisos para poder talar
La empresa dice estar satisfecha por haber podido explicarse en sede judicial este miércoles. Por su parte, Equo confía en que se mantengan las medidas cautelares

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Salamanca ha escuchado este miércoles los argumentos de la Plataforma Stop Uranio, Berkeley, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Retortillo respecto a la tala de encinas que se viene produciendo en el municipio, paralizada cautelarmente hasta adoptar una decisión al respecto. 

La empresa asegura sentirse “muy satisfecha” por haber tenido la oportunidad de presentar toda la documentación “y las pruebas necesarias para demostrar que contamos con todos los permisos requeridos para el trabajo que estamos llevando a cabo en la actualidad”. “Hemos trabajado muy duro durante la última década, y continuaremos haciéndolo, para ofrecer a todas las autoridades relevantes el máximo nivel de confianza en el proyecto”, remarcan.

La compañía precisa que tanto la Declaración de Impacto Ambiental como la Concesión de Explotación Minera, concedidas en octubre de 2013 y abril de 2014 respectivamente, “autorizan la tala de arbolado y ambas son firmes no pudiendo ser cuestionadas ahora”. Berkeley subraya que ha obtenido “más de 90 informes favorables y permisos hasta la fecha y cuenta con todos los permisos necesarios para los trabajos que se están llevando a cabo actualmente”.

Por ello matiza que espera “con sumo respeto” la decisión del Juzgado “y continuaremos desarrollando este proyecto que creará más de 2.500 puestos de trabajo, directos e indirectos y, gracias al amplio programa de reforestación, aumentará el valor ecológico de la comarca”.

Por su parte, desde Equo, una de sus portavoces, Marta Santos, expresaba su confianza en que la jueza  mantenga las medidas cautelares al criticar que la empresa “quiere desligar la tala de la integridad del proyecto minero, cosa que no se sostiene pues es un desmonte que es parte de las obras preparatorias de las instalaciones radioactivas”. 

Santos critica que el Ayuntamiento de Retortillo “se desliga de toda responsabilidad al decir que no interviene, cosa que no es cierta”. De hecho, recordó, “la Junta le ha devuelto el expediente al Ayuntamiento que ha de resolver el cambio de uso del suelo tras atender 1.700 alegaciones ciudadanas; tiene mucho que decir”. 

Alegaciones en la Diputación

Aparte de concentrarse en la Plaza de Colón, los miembros de Rana Antinuclear acudieron al registro de la Diputación para presentar 500 alegaciones contra la intención del Ayuntamiento de Rretortillo de declarar este proyecto de interés general.

Comentarios