Una unión compleja

La idea del líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, de "reforzar un espacio compartido de colaboración" con Podemos, que algunos medios han interpretado como el paso previo a una fusión de las dos organizaciones, dibuja un escenario extraño en Zamora, donde los dirigentes de ambas formaciones mantienen una relación distante - See more at: http://zamora24horas.com/local/22-11-2016-una-union-compleja#sthash.SsN6unI2.dpuf

Tras el registro de Unidos Podemos como partido político, llevado a cabo de forma "preventiva" por miembros de la formación morada el pasado jueves, se han disparado los rumores acerca de una posible fusión entre organizaciones de izquierdas, incluidas IU y Podemos. Incluso, algunas informaciones han apuntado que Alberto Garzón pretende "liquidar" el partido que actualmente dirige para "diluirlo" en una nueva marca junto a la formación liderada por Pablo Iglesias.

Ante esta serie de análisis y afirmaciones, Garzón ha salido a la palestra para negar que esté en sus planes acabar con el proyecto político de Izquierda Unida. Eso sí, el dirigente malagueño ha vuelto a incidir en la necesidad de "profundizar" en la relación con Podemos y en la pertinencia de estudiar "fórmulas concretas" para reforzar "un espacio compartido de colaboración", algo que "se irá definiendo".

La idea de Garzón es, según él, aumentar el nivel de "cooperación" con organizaciones como Podemos, un plan que, al menos en Zamora, plantea algunas incógnitas. Desde el nacimiento de la organización dirigida por Pablo Iglesias es palpable que la relación entre los dirigentes de ambas formaciones a nivel local es, como mínimo, distante. De hecho, el círculo municipal del partido morado no se ha mostrado demasiado amigable con el gobierno encabezado por Francisco Guarido en lo que va de mandato en el Ayuntamiento.

En ese sentido, cabe destacar que lo que nació en septiembre del 2015 como un grupo local para "echar una mano" al gobierno de IU y PSOE apenas ha realizado manifestaciones favorables a la labor del bipartito. Todo lo contrario. En sus escasas intervenciones públicas para hablar de política municipal, los responsables de la formación morada, casi siempre representados por Fernando Martos, han acusado a los mandatarios municipales de "tener miedo a la participación", de estar "cada vez más enrocados" e incluso de ser "malévolos, autoritarios e ineficaces".

El último conflicto se produjo al hilo del asunto de la ORA, en el que Podemos acusó al gobierno local de actuar con "irresponsabilidad", a la vez que le reclamó nuevamente que acometa los planes de municipalización que Guarido ha aplazado por pragmatismo y por la ausencia de acuerdo con el PSOE en esta materia.

Por otro lado, resulta evidente que la postura de los líderes de IU Zamora a la hora de posicionarse sobre la confluencia tampoco ha ayudado a establecer "espacios compartidos de colaboración". Tanto Guarido, como Viñas y otros miembros del equipo municipal rechazaron el acuerdo planteado de cara al 26-J y convirtieron a Zamora en el bastión simbólico de la corriente 'IU sí con más fuerza', que no apoya los planes de confluencia de Garzón y que aboga por reforzar un proyecto de izquierda transformadora.

Esta serie de desavenencias ha contribuido a generar un caldo de cultivo ciertamente desfavorable a la búsqueda de acuerdos, aunque desde Podemos insisten en que la relación con las bases de Izquierda Unida sí es buena y que el problema se encuentra sólo en el "núcleo duro" de los dirigentes municipales.

- See more at: http://zamora24horas.com/local/22-11-2016-una-union-compleja#sthash.SsN6unI2.dpuf

Comentarios