Herrera apuesta por un nuevo marco de cooperación con el actual mapa financiero

Herrera apuesta por un nuevo marco de cooperación con el actual mapa financiero
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha participado esta mañana en el acto de presentación de los planes del Banco Santander para impulsar la actividad de las empresas de la Comunidad, donde ha insistido en que la salida de la crisis sólo puede conseguirse mediante una actuación conjunta, responsable y solidaria de todos los agentes económicos, y que esa recuperación ha de venir especialmente de la mano de los empresarios. En este sentido, ha señalado que resulta fundamental contar con la colaboración y participación de las entidades financieras, desde el principio de la complementariedad, en el apoyo a las necesidades de financiación empresarial. Asimismo, ha recordado que desde el año 2012 se ha producido una inevitable transición desde el modelo de ayudas a fondo perdido al de préstamos reembolsables con el que actualmente trabaja la Junta de Castilla y León.
 
Durante su intervención, Herrera ha destacado la necesidad de establecer un nuevo marco de relación, basado en una mayor cooperación y colaboración, con el mapa de entidades financiera que va resultando del complejo proceso de reestructuración sufrido durante los últimos años y que actualmente se encuentra en su fase decisiva. El resultado de esa ordenación será unas entidades saneadas, fuertes y competitivas, que han de definir sus objetivos y medios de actuación adaptándolos a los retos del cambio de modelo productivo, y apostando por centrarse en el negocio tradicional, la banca comercial, restableciendo así el crédito a las empresas, familias y particulares. En este sentido, el presidente ha señalado que serán consideradas entidades de Castilla y León todas aquellas que apuesten por los proyectos y necesidades de esta tierra, al tiempo que ha advertido de la dilación que está sufriendo el proceso de reestructuración de las dos principales cajas de la Comunidad.
 
En Castilla y León se han suscrito convenios con varias entidades financieras para la puesta a disposición de las empresas de la Comunidad de las líneas de financiación que mejor se adapten a sus necesidades. En este marco también se encuadra la actuación del Banco de Santander, y en concreto el convenio suscrito con Iberaval destinado a colaborar en la financiación de proyectos empresariales, o su participación en el Servicio integral de apoyo a las familias en riesgo de insolvencia.
 
Junto a la apuesta por las empresas de Castilla y León a través de la línea de crédito destinada a facilitar su liquidez y garantizar el acceso a la financiación que hoy se ha presentado, el presidente ha instado al Banco Santander a intensificar su colaboración con la Comunidad. Por un lado, en el ámbito de la internacionalización, puesto que su carácter internacional permite a las empresas de Castilla y León contar con su amplia red exterior a la hora de buscar apoyo y asesoramiento en el exterior. A nivel local, el presidente apostó por trabajar conjuntamente para implantar una red de apoyo al mundo rural, en consonancia con la apuesta de la Junta por los emprendedores rurales a través de la ADE rural que se presentará la semana que viene.
 
En este sentido, apuntó la conveniencia de suscribir un convenio de colaboración con esta entidad que permita definir y reforzar los compromisos de la Junta y del Banco de Santander con los empresarios de Castilla y León en torno a la internacionalización, la complementariedad de fondos procedentes de instituciones europeas, la cofinanciación de proyectos empresariales, y los sistemas complementarios de garantía dirigidos especialmente a apoyar a autónomos y Pymes.
 
Por otro lado, Herrera ha avanzado que la estrecha colaboración con el Banco Santander va a permitir a Castilla y León cubrir la totalidad de sus necesidades financieras para este año.
 
Situación Económica actual
 
El presidente ha recordado que nos encontramos en el sexto año consecutivo de la crisis más profunda y compleja de los últimos treinta años, coyuntura que exige más que nunca la implicación y el trabajo conjunto de todos los agentes económicos, de las administraciones públicas, entidades financieras y empresarios para la recuperación económica y la creación de empleo.
 
No obstante, algunos de los últimos datos macroeconómicos marcan un signo de esperanza, como el paro registrado correspondiente al mes de junio de 2013, que confirma la buena tendencia de los últimos meses, ya que Castilla y León suma así cuatro meses consecutivos de bajada del número de parados registrados, con 16.000 menos durante ese periodo.
 
En cuanto a la evolución del número de autónomos, según los datos de afiliación a la Seguridad Social en este régimen del pasado mes de junio Castilla y León gana 696 autónomos, siendo el cuarto mes consecutivo de aumento, y llega a los 201.583, lo que supone que en los últimos cuatro meses la Comunidad cuenta con 1.816 autónomos más.
 
Otro dato positivo es la puesta en marcha de nuevas iniciativas empresariales, ya que en Castilla y León en el primer cuatrimestre de 2013 se han creado más de 1.100 sociedades mercantiles, lo que supone casi un 16% más de las creadas en el mismo período de 2012, mientras que el capital suscrito casi triplica al de entonces.
 
Tejido empresarial de Castilla y León y actuaciones de la Junta en apoyo a las empresas
 
El tejido empresarial de la Comunidad se compone esencialmente de pequeñas y medianas empresas, por lo que la Junta de Castilla y León ha destinado a este sector un importante número de actuaciones y recursos. Muchas de estas medidas han sido posibles gracias al acuerdo de los agentes económicos y sociales en el Consejo del Diálogo Social, como es el II Acuerdo Marco de Competitividad e Innovación Industrial de Castilla y León, que ha puesto las bases de un nuevo modelo productivo más inteligente, sostenible y humano, y que tendrá su continuidad en el próximo III Acuerdo Marco; el Plan de Estímulos al Crecimiento y al Empleo, suscrito el pasado mes de octubre, que ha supuesto la inmediata puesta en marcha de medidas destinadas a favorecer el crecimiento económico y la creación de empleo; y la reciente aprobación de la Ley de Estímulo a la Creación de Empresas, cuyo objetivo es crear un entorno amable a los empresarios, fomentando el espíritu emprendedor y desarrollando un Sistema integral de apoyo al emprendedor.
 
En materia de internacionalización, que en los últimos años se ha convertido en factor fundamental para responder y sobrevivir a la crisis, en el año 2012 Castilla y León alcanzó sus más altas cifras de exportaciones, con 12.078 millones de euros, y un importante superávit comercial. Una tendencia positiva que se mantiene en el año 2013.
Comentarios
Lo más