Relojero Losada: el leonés que regaló las campanadas a España

Relojero Losada: el leonés que regaló las campanadas a España
Hoy, sábado 19 de noviembre, el Rejoj de la Puerta del Sol celebra su 150 cumpleaños. Más que un reloj, todo un símbolo de la capital madrileña y de toda España que fue construido y donado a la ciudad por un leonés, José Rodríguez Losada. Aprovechando esta fecha tan especial, nos acercamos un poco a la figura de este ilustre personaje nacido en Iruela

El reloj leonés de la madrileña Puerta del Sol cumple 150 años. Este sábado, 19 de noviembre, se celebra el 150 aniversario del que es posiblemente el reloj más famoso de toda España, el protagonista de la celebración del fin de año, y que un leonés, José Rodríguez Losada, construyó en la capital británica y, después, decidió donar a la ciudad de Madrid y regaló las campanadas a todos los españoles.

José Rodríguez Losada, nacido en Iruela (León), abandonó su hogar muy joven para comenzar un periplo que primero le llevó por distintos lugares de España, como Puebla de Sanabria, Extremadura o Madrid, y que finalmente le llevó a Londres, donde tuvo el honor de terminar el símbolo de capital británica, el Big Ben. Algunas fuentes cuentan, entre ellas la enciclopedia Espasa, que siendo niño, Losada, huyó del pueblo por miedo al castigo, tras habérsele extraviado una oveja. Fue entonces cuando echó a andar Cabrera abajo, y por Sanabria, y llegó a Portugal.

Después de un intenso periplo, el joven Losada llegó a Londres, donde según reiterados testimonios encontró trabajo como mozo de limpieza en una relojería. Allí, comenzó a interesarse por el mecanismo de los relojes que limpiaba. Así, poco a poco, y de forma totalmente autodidacta, el leonés llegó a ocupar el cargo de Oficial Relojero.

A partir de ese momento, su trayectoria no dejó de ascender, a ritmo totalmente vertiginoso. Cuando muere su jefe, Losada ya era encargado del negocio, y años después contrajo matrimonio con su viuda.

Su regalo a España

Considerado ya como un excepcional cronometrista en la capital británica, incluso elevando el prestigio de la profesión, Losada comenzó a iniciar gestiones con la Marina Española, a la que proveyó de de cronómetros.  A raíz de esos contactos y en un viaje de regreso a su tierra, puso sus ojos sobre el reloj del por entonces Ministerio de la Gobernación, concretamente el reloj que coronaba el edificio, que no funcionaba bien.

Fue entonces cuando decidió que el Reloj de la Puerta del Sol sería su obsequio a España para que su sonido llegara a todos los madrileños, aunque años después, su influencia trascendió mucho más de lo que seguramente Losada hubiera pensado.  Desde la radio, primero, y desde la televisión e internet después, su eco llegó a toda España convirtiéndose en el reloj de las campanadas, el que acompaña a los españoles cada año cuando se toman las uvas para dar la bienvenida al año nuevo.

En su taller de la capital británica fue donde construyó y después regaló a España, su país natal, el reloj de la Puerta del Sol, que durante muchos años dio a todo el país la hora solar, la del meridiano de Greenwich, la que correspondía por su longitud geográfica  que fue inaugurado por la propia reina Isabel II en 1866. Losada tardó tres años en construir este nuevo reloj, que fue inaugurado por Isabel II como conmemoración de su cumpleaños, y que sustituyó al viejo e impreciso reloj de Gobernación.

El mecanismo del reloj se accionaba por un cable eléctrico desde el Observatorio Astronómico del parque del Retiro para dar la hora del meridiano. No obstante, este reloj comenzó a hacerse famosos cuando la radio comenzó a retransmitir las campanadas de fin de año.

Ni nació en 1797 ni se llamaba José

Recientemente, la historia de Relojero Losada, el cabreirés más ilustre, ha sido puesta en entredicho ya que una investigación realizada por Francisco Cañueto, también natural de Iruela, destapa varios errores de las biografías que cuentan su historia, según relata El Cabreirés –puedes leer aquí el texto completo-.

Fruto de sus pesquisas, Cañueto explica que la fecha de nacimiento de Relojero Losada no fue en 1797, sino cuatro años después. Además, afirma que su nombre no era José, sino José Manuel, y que se quedó únicamente con su primer nombre porque su hermano, José, había fallecido un año antes y tenía otro hermano que se llamaba Manuel.

Las 12 uvas en noviembre en honor a Losada

Para celebrar este aniversario, Madrid se volverá a tomar las uvas este sábado bajo el reloj de Sol y al ritmo de sus tradicionales campanadas. A falta de mes y medio para la celebración del fin de año, a las 12 del mediodía, al son de las 12 campanadas, se brindará por el 150 aniversario del reloj más famoso de España.

Además, se podrá ver un vídeo de 360 grados para que todos aquellos que lo deseen puedan conocer de forma virtual la torre del reloj y contemplar su maquinaria. Algunos podrán incluso visitarlo en persona.

Otras actividades previstas para celebrar este día en Madrid, ciudad en la que no existe una calle dedicada a este leonés, se llevarán a cabo varios pases de teatro para conocer la historia de fabricación del reloj y el inicio de la tradición de celebrar la llegada del año nuevo comiendo uvas.

También habrá una conferencia, impartida por uno de los relojeros de la Relojería Losada, Jesús López, sobre la historia, maquinaria y el mantenimiento del famoso reloj. A pesar de todas estas actividades organizadas para celebrar este cumpleaños tan especial del reloj de la Puerta del Sol, la capital no cuenta con una  calle dedicada a Relojero Losada, pese a que existe una petición en change.org que pide no sólo que dé nombre a una calle, sino que también le dediquen una escultura.

Conferencia en León

León, que a diferencia de Madrid sí cuenta con una calle dedicada a este ilustre relojero, también conmemorará los 150 años del Reloj de la Puerta del Sol. El Salón de los Reyes del Ayuntamiento de San Marcelo acogerá el 16 de diciembre, a las 20 horas, una conferencia dedicada a Relojero Losada.

El encargado de pronunciar esta ponencia será Javier Álvarez Prada, un maestro jubilado gran conocedor de este personaje y que es incluso descendiente de éste.

El reloj de la Puerta del Sol, todo un símbolo, que deja en el recuerdo de los españoles muchos momentos, como éste, de las campanadas de 1898 a cargo de Marisa Naranjo. Todo gracias a un relojero leonés.

Comentarios