Recycled J: “Quería hacer una movida más adulta. ‘Oro Rosa’ es el fluir del río”

Recycled J: “Quería hacer una movida más adulta. ‘Oro Rosa’ es el fluir del río”

El artista madrileño canta este sábado en Salamanca. Después de la maniobra de marketing que utilizó para presentar el primer single de su disco se dio a conocer en todo el panorama, no sólo el de la música urbana

A lo mejor el nombre de Jorge Escorial no llama mucho la atención. Pero este madrileño, criado en Carabanchel, es uno de los referentes nacionales en el nuevo panorama de la música urbana. Con su sobrenombre, Recycled J, comenzó de la mano de Natos y Waor, pero hace unos años decidió emprender su aventura en solitario.

Si bien al principio se lo tomaba más como un juego o algo que hacer en los ratos libres, Jorge poco a poco fue otorgándole importancia para lograr su objetivo de vivir de la música, algo que ha conseguido.

Recientemente sacó su primer disco, ‘Oro Rosa’, que está siendo un éxito en todas las plataformas digitales. Además, el disco gozó de una gran notoriedad desde el principio gracias a una maniobra de marketing viral tras la que se llegó a especular que Jorge iba a dejar la música. Pero todo lo contrario, nos presentaba el primer single de lo que es ahora una realidad.

Con motivo de su concierto de este sábado en la ciudad charra, Recycled J cuenta a SALAMANCA24HORAS que decidió tomarse su carrera de manera más profesional, y que los temas que toca son porque los ha vivido, en especial los de amor, algo que no siempre es positivo, pero que marca.

-Vienes presentando Oro Rosa, tu primer disco en solitario.

-“Así es, sí. Es canela en rama. Vas a escuchar un poco todo de mi vida. He configurado 12 o 13 temas, lo que llevo haciendo toda la vida pero resumido en una apuesta más profesional. Suena de puta madre. Los beats son cojonudos. No sé cómo decirlo, que se lo escuche la gente.”

-Porque antes habías hecho temas sueltos, mixtapes con otros artistas, colabos. Pero ahora das el paso.

-“Es el fluir del río. Desde los 16 años llevo haciendo música. Y antes había estado con mis grupos antiguos, haciendo colaboraciones, no había encontrado un estilo definido, propio, como puede ser ahora, y aun así voy cambiando. Y bueno, era tomar ese paso y hacerlo de manera profesional.”

-¿Qué significa el disco?

-“Quería hacer una movida más adulta, más madura, como artista, lo junté todo, antes no había sido capaz de sintetizar todo lo que hacía. Sacaba tres temas sueltos, hacía colaboraciones, sacaba temas de mi vida, pero ahora con esto hay un concepto. Decidí tomármelo de manera, hacer un recorrido de mi vida, con letras íntimas. Y bueno, la portada, que soy yo de pequeño disfrazado de chica, resume eso, mi recorrido.”

-¿Qué tal está yendo la gira?

-“Bien, la verdad, de puta madre. Al principio los festivales no eran gira como tal. Y el disco ha salido hace nada y al principio la gente todavía no se lo tenía catado. Pero Sevilla y Málaga estuvieron genial y ahora Valencia y Alicante han sido de puta madre. Ahora va a ser un no parar.”

-¿Cómo es un concierto de Recycled J? ¿Es más fiesta o es más rollo concierto?

-Es otro concepto de show, un poco de todo. No es subirte y cantarte los cuatro temas de turno. En los conciertos de rap la gente se sube y sonando mal, pero nosotros no, sonamos muy guay y tenemos una movida audiovisual. Ya nos han dicho que la sala no tiene mucha luz ni audiovisuales, pero nos encargaremos de llevarlo nosotros. Además, procuramos ser lo más fieles posibles al disco. Porque la gente que escucha la música luego quiere escuchar algo muy parecido en los conciertos.”

-Le cantas mucho al desamor. ¿Has sufrido?

-“Bueno, yo le canto al amor, pero es que no siempre es positivo. A veces he estado mal con una piba y me salía amor, y otras veces estaba bien con otra y me salían penas de la anterior. Pero yo canto lo que vivo y lo que siento, es lo que me sale.”

-¿Cómo se sale de un desengaño amoroso?

-“Estando con otra, pero eso no lo pongas (risas).”

-Eres uno de los que mejor encarnas la nueva industria musical, la de la era digital.

-“Bueno, a mí, como a todos, me ha tocado por estar ahí. Pero sí que hemos sacado cosas de siempre en YouTube, y bueno, ahí estamos todos.”

-¿Y qué música haces? A mí la definición de ‘música urbana’ es la que mejor me encaja por toda la variedad de estilos que se pueden encontrar.

-“Sí, no te sé decir. Es que es una mezcla de rap, R&B, me lo llevo ‘cantaíto’ a mi pop… Al final es apropiación cultural, porque estamos mezclando mil estilos. Es la nueva música.

-Una nueva música que es escuchada por todos los jóvenes y que rompe con lo anterior.

-“Sí, porque es eso. Estamos escuchando mucha música negra. Y estamos haciendo música negra. Al final somos chichos blancos de barrio haciendo música negra, por eso te digo que nos estamos apropiando. Pero vamos, que yo no voy a salir con trenzas dando saltos, yo lo hago más tranquilo.”

-¿Consumes música en físico? ¿O eres de lo que ya sólo escuchas por Spotify y YouTube?

-“Ya casi no. El último disco que me compré fue el de Rosalía. Si es para algún regalo o algo, bueno, pero ya no.”

-Y bueno, aunque ya es pasado y el mundo de la música sólo mira hacia adelante, pero la campaña de promoción del primer single del disco, ‘Valga la pena’, fue alucinante.

“Sí, queríamos aprovechar lo que teníamos. A efectos llevaba parado cuatro meses, porque venía de sacar ‘HDLR 2’ con Natos y Waor pero yo estaba parado. Y la idea era hacer un vídeo viral y luego hacer un supervídeo. Pero surgió lo de la casa, y además se fueron añadiendo cosas… Todo salió de puta madre”.

-¿Lo de cerrarte las redes sociales también estaba planeado o fue improvisación?

“Estaba todo pensado, con un calendario. Y tuvimos problemas. Porque resulta que si te cierras Instagram no puedes volver a abrírtelo en 72 horas. Así que empecé a borrar todas las fotos, y la gente diciendo: ¡Mira este ‘colgao’, que está borrando todo! Pero sí, fue todo planeado y salió a la perfección, con sus problemas e improvistos y todo.”

Yo te he visto en directo en el Cabo de Plata, y pensé dos cosas. Una, que tienes un directo muy potente, con mucha sincronía con el público.

-“Hostias, hacía muchísimo calor. Y era pronto, pero la gente se portó guay.”

-Y la otra que pensé fue lo bien que pincha Selecta.

“Sí, estoy muy contento, quedan las cosas mucho más chulas, lo trae todo configurado desde casa para que se parezca lo más al tema. La gente al final es lo que quiere, lo más fiel a eso que escucha en casa.”

-Te has juntado con los chicos de Club 33 que son muy buenos en lo suyo.

“Claro, son los ‘Number One’”

-Además promulgan otro aspecto que lo estáis abrazando cada vez más y es que sin trabajo no se llega a ser un artista top. Que no todo es fiesta una vez que estás arriba, sino que tienes que seguir trabajando.

-“Claro, pero es que es eso. Es una movida a la que le dedicas el 100% de tu tiempo, así que hay que hacerlo lo más profesional posible.”

-Y vives con ellos.

-“Sí, ya estoy ahí en la casa de la sierra (de Madrid). Antes estaba de okupa dos o tres días a la semana, y empezamos a sacar cosas. Una noche que me quedé en su casa de moco pues salió ‘Baby Lucifer’ y luego cuando ya me empecé a quedar más pues esa especie de Bruno Mars y Daft Punk de Carabanchel que es ‘Bacon queso’. Y además cogieron el disco, que ya estaba hechísimo, y le dieron una vuelta antes de sacarlo.”

-Los vídeos que sacas tienen lo suyo.

-Sí, pero date cuenta de que todo lo que hacemos es autoproducido y autofinanciado. Y si quieres sacar un helicóptero pues necesitas al piloto con licencia, el permiso de vuelo, el helicóptero… Es dinero. Si quiero sacar un tigre de bengala pues o estás con una ‘major’ o no se puede. Además, todo se ha profesionalizado mucho. Antes te valía con una cámara cualquiera, ahora no.”

-¿Has tenido ofertas de alguna discográfica para firmar?

-“Sí claro. Pero de momento no, seguimos siendo nuestra propia discográfica. De momento, eh. Hasta que no suelten la gallina, nada (risas).”

-Te digo voy a decir tres nombres de gente con la que has colaborado y me das tu valoración de ellos. El primero, One Path.

-“Estoy muy contento de lo que saqué con Javi, porque yo ahí hacía más de ‘rapper’ y él estaba con sus demonios. Además casi todas las bases eran suyas, así que todo muy fluido. Además él trabaja mucho con estudio, y yo ya había empezado eso con Eccem y la gente de Banana. Pero muy guay, muy tranquilito trabajar con él. Además que sus nos complementamos guay.”

-BNMP.

-“Igual, genial trabajar con ellos. Bueno, con el Glen no, no vuelvo a hacer nada con él (risas). Pero sí, nos conocimos y estuve con ellos un mes en Tenerife e hicimos la de ‘Loba’, con Bejo, y ‘Un río’, que se quedó un año parada hasta que salió en mi disco. Luego nos hemos visto con ellos en Barcelona, y muy bien.”

-Y Natos y Waor.

-“Qué te voy a decir de ellos. Son como mis hermanos mayores, siempre lo he dicho. Fer es mi vecino de barrio. Yo soy de Carabanchel y él es de Aluche. Y siempre ha sido como mi hermano mayor. Con él empecé a grabar mis cosas, empezamos a girar… Y Natos igual.”

-Lo que mueven ellos no lo mueve nadie de este estilo.

-“Además tienen una cosa que ha marcado a una generación entera. Porque son chavales de parque que te cuentan que están jodidos por la piba, que te cuentan lo de las pastillas de Fabrik… Y lo que tienen ellos no lo tiene nadie, tanto a nivel de empresa como a nivel de fenómeno. Porque hay otros que cogen el mismo rollo, pero no es igual. Me alegro de todo lo bueno que les pase, qué te voy a decir.”

-¿Vais a seguir sacando cosas juntos?

-“Sí. Cuando sacamos ‘HDLR 2’, que nadie se lo esperaba, tuvo una aceptación increíble. Y pese a que no hemos hecho gira, la respuesta ha sido espectacular. En todos los bolos que damos además la gente nos pide canciones de 2012 o por ahí, y el otro día nos las cantamos a capella con la peña.”

-Para terminar, dime qué música estás escuchando ahora.

-“Estoy escuchando un poco de todo. A todo lo que va saliendo de doy un ‘play’ para al menos saber lo que hay. Pero ahora con Club 33, que me ponen un poco de todo, pues escucho cosas que no había escuchado antes. Me gusta mucho Khalid, escucho a Beyoncé, Rihanna, Mike Olfield, Anuel, Bad Bunny… Lo que lo peta.”

Comentarios