La misión de Julián Ramos tras solucionar el aval es buscar cabezas visibles

La misión de Julián Ramos tras solucionar el aval es buscar cabezas visibles
Tras salvar el punto vital e importante del aval y a la espera de que la RFEF incluya al equipo en Segunda B, ahora queda otro punto de máxima importancia para el Club Deportivo Guijuelo, el de poder encontrar una junta gestora y alguien que tome las riendas del club con la ayuda del consistorio y de la Denominación de Origen.

Al alcalde Julián Ramos no le quedó otra que ser el que librara al Guijuelo del descenso a Tercera, presentando el club el aval correspondiente en la Federación con la subvención que el Ayuntamiento otorga al club cada año, teniendo en cuenta el vacío de poder que actualmente hay en la entidad. Ramos, ahora, deberá encontrar gente que entre en el proyecto y pronto, ya que el tiempo se echa encima y la temporada debe ser planificada.

En este sentido, manejando el club un presupuesto que ronda los 500.000 euros, es la aportación municipal y la de la Denominación de Origen la principal. En una reunión con esta última, el alcalde les propuso el que pudieran aportar 100.000 euros, aunque esa cifra puede ser alta para lo que pudieran ofrecer.

No obstante, por los cálculos manejados, además de lo que se ingresara con estas ayudas, serían necesarios alrededor de 250.000 euros entre las aportaciones de los empresarios de la localidad, cuantía que parece no ser un obstáculo si realmente el tejido empresarial guijuelense aporta para que Guijuelo continúe siendo de Segunda División B.

Comentarios
Lo más