Futuras familias de acogida se forman estos días en Cruz Roja

Futuras familias de acogida se forman estos días en Cruz Roja
En Salamanca hay niños, niñas y jóvenes que, por distintas circunstancias, se encuentran bajo la tutela de la Junta de Castilla y León. El Acogimiento Familiar no preadoptivo es un programa del Sistema de Protección a la Infancia, de la Gerencia de Servicios Sociales. Cruz Roja colabora con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades en la gestión de este programa en el que actualmente participan 40 familias salmantinas, de las cuales 9 se incorporaron el pasado año.
 
El objetivo del Acogimiento Familiar es proporcionar a los menores una atención familiar sustitutoria o complementaria a la de sus propios padres, durante un tiempo determinado cuando estos están atravesando por graves problemas que les impide atenderles adecuadamente. Durante el año 2013 se atendieron a 45 menores en acogimiento gracias a la colaboración de 40 familias acogedoras.
 
En estos momentos, 13 menores siguen esperando una familia de acogida y por esta razón durante los días 4, 11, 18 y 25 de marzo, de 17:00 a 20:00 horas, Cruz Roja forma a futuras familias sobre las distintas características del programa, para que adquieran los conocimientos y habilidades necesarias para hacer frente de manera adecuada a las tareas que conlleva un acogimiento, así como abordar los problemas de adaptación del menor, la resolución de conflictos o conocer por qué algunas pautas educativas pueden ser más útiles que otras al cuidar a un menor.
 
Los menores en acogida pueden ser desde bebés hasta adolescentes y grupos de hermanos. Algunos de ellos pueden presentar necesidades especiales de tipo físico, psicológico o sensorial. La diversidad en edad, características y situaciones de los menores establece que el acogimiento sea también heterogéneo, es decir, hay diferentes tipos en función de la finalidad, la duración, el tipo de atención dispensado al menor, la forma jurídica según la aceptación de la familia biológica...

El tiempo de acogimiento estará determinado por las necesidades, edad y situación del menor y de su familia. Elena Pulido, trabajadora social del programa, puntualiza “puede ser familia acogedora aquella que tenga ganas e ilusión por hacer sitio en su hogar a uno o varios niños. No importa la edad, el sexo, el estado civil o la posición socioeconómica. Pero sobre todo las familias deben tener muy claro que el acogimiento familiar no es una adopción”. Cruz Roja ofrece a estas familias información, apoyo, asesoramiento, formación, acompañamiento y seguimiento a lo largo de todo el proceso de acogida. Todo un soporte que, además, se ve reforzado por grupos de apoyo y autoayuda y un servicio telefónico disponible 24 horas.

 
Comentarios
Lo más