El alcalde solicita una reunión con el nuevo ministro de Fomento para abordar los proyectos pendientes

El alcalde solicita una reunión con el nuevo ministro de Fomento para abordar los proyectos pendientes

A comienzos de octubre, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco; el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias; el diputado nacional salmantino del PP y secretario general del Grupo Parlamentario Popular, José Antonio Bermúdez de Castro; y el senador del PP Gonzalo Robles, se reunieron con el ministro de Fomento en funciones, para abordar los proyectos pendientes para la provincia de Salamanca. Así, arrancaron el compromiso de apoyarlas y dejarlo en la agenda del nuevo ministro. Una vez que Íñigo de la Serna ha tomado posesión del cargo, el alcalde charro ya le ha solicitado una reunión.

Hace un mes el Gobierno se comprometió a licitar la electrificación de la línea ferroviaria hasta Fuentes de Oñoro antes de que concluya este año. Se trata del tramo pendiente desde Salamanca una vez que la conexión entre Medina del Campo y la capital charra está en marcha desde hace un año, permitiendo un enlace directo con Madrid en apenas hora y media. "Han entendido la sensibilidad que había con las infraestructuras, y en especial con el tren, que había en la ciudad y provincia de Salamanca", afirmó Mañueco en representación de la comitiva charra.

Precisamente se habló de aumentar el número de frecuencias porque la línea está ofreciendo resultados positivos económicamente. Así, las autoridades salmantinas han solicitado incrementar las cuatro actuales, pues Renfe ya se comprometió a poder llegar hasta los diez viajes diarios. Además, la eliminación de pasos a nivel, por ejemplo en Gomecello en próximas fechas, permitirá acortar los tiempos de viajes. "Ahora estamos trabajando en ello, son obras buenas para Salamanca", añadió Mañueco, agradeciendo el apoyo del Gobierno a la provincia charra.

El objetivo es que antes de 2020 el tren electrificado pueda llegar hasta la frontera con Portugal para así potenciar la alta velocidad con Lisboa, tanto de pasajeros como de mercancías. Para ello se presupuestan 11 millones de euros en 2016 y otros 57 millones entre 2017 y 2019. Puesto en marcha el tren directo hasta Madrid, ahora el siguiente paso es llegar hasta la frontera con el vecino país para enlazar con las vías lusas y crear un gran corredor de alta velocidad tanto para transporte de viajeros como de mercancías. 

Mientras tanto, el nuevo Gobierno socialista de Portugal ha refrendado su compromiso de modernizar el tren entre Salamanca y Aveiro. Así lo hizo saber el primer ministro, Antonio Costa, durante un discurso en Gaia, cerca de Oporto, abogando por aprovechar los fondos europeos para potenciar la conexión ferroviaria con España a través de la provincia charra y por Galicia. En 2014, el anterior Gobierno portugués aprobó una inversión de 2.000 millones de fondos comunitarios para conexiones de tren con España: 1.000 millones para la línea entre Sines y Caia (junto a Badajoz), 900 millones al corredor entre Aveiro y Vilar Formoso (junto a Salamanca) y 145 millones de euros a la vía que mejora los accesos a Galicia.

Otros asuntos abordados en la reunión

Durante el encuentro entre las autoridades salmantinas y el ministro de Fomento también le expusieron la necesidad de concluir el tramo pendiente de la autovía A-62 en Fuentes de Oñoro y el desdoblamiento de la carretera del Helmántico pendiente desde hace un lustro. Al respecto, el alcalde ha solicitado la cesión al Ayuntamiento de tramos de antiguas carreteras nacionales que ya están integradas en el entorno urbano, agilizando así las obras a acometer.

Además, está pendiente el proyecto para reformar el enlace entre las autovías A-62 y A-66 junto al barrio Buenos Aires de la capital, donde la existencia de una glorieta provoca constantes accidentes de tráfico y retenciones en la circulación de vehículos en determinados momentos. El pasado mes de junio el Ministerio de Fomento licitó la redacción del proyecto. De acuerdo con las valoraciones realizadas en el estudio previo de la actuación, se estima que el presupuesto de las obras ascienda a unos 31 millones de euros.

Prioridad para el proyecto logístico de Salamanca para que reciba ayudas europeas

El pasado mes de septiembre, el proyecto logístico de Salamanca volvió a quedarse fuera de las ayudas para poder proceder a su construcción. La Comisión Europea no ha incluido en el Mecanismo Conectar Europa la iniciativa del Ayuntamiento y el puerto de Leixoes para construir junto a Mercasalamanca un puerto seco con una terminal ferroviaria.

En concreto, el proyecto presentado a la convocatoria de fondos europeos tiene un presupuesto de quince millones de euros y contempla la llegada de trenes de mercancías de mayor longitud, de hasta 750 metros, que permiten el transporte de contenedores y almacenamiento de graneles. Una infraestructura asociada al Corredor Atlántico ferroviario para convertir a Salamanca en puerto seco del portugués Leixoes.

El Ministerio de Fomento ya advirtió de que esta convocatoria de subvenciones estaba más centrada para otro tipo de proyectos, aunque no cerró la puerta al Ayuntamiento de Salamanca para que siguiera intentándolo, pues no tenía nada que perder. No obstante, a finales de año habrá una nueva convocatoria donde sí habrá más posibilidades para obtener recursos, como en su día se logró para la electrificación de la línea ferroviaria entre Medina del Campo y Fuentes de Oñoro a través de Salamanca, lo que ha permitido poner en marcha un tren rápido directo hacia Madrid.

Y es que el Gobierno quiere que la plataforma salmantina sea considerada estratégica, priorizando su acceso a fondos europeos. “En ese contexto de la conexión entre España y Portugal es un nodo importante y tiene un gran futuro, de ahí nuestro apoyo para que pueda desarrollarse y obtenga financiación para ello”, declaró ayer el ministro de Fomento, Rafael Catalá, tras una reunión con el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco; el presidente de la Diputación, Javier Iglesias; el diputado nacional del PP José Antonio Bermúdez de Castro y el senador del PP Gonzalo Robles.

Cabe recordar que el Corredor Atlántico conecta doce países bañados por el Atlántico y discurre por más de 2.000 kilómetros y su área de influencia representa entre el 30 y el 40% del PIB de la zona euro. Además, es paso obligado de mercancías desde el corazón de Europa hacia el norte de África y América del Sur. En la Península Ibérica, el Corredor Atlántico une con Europa capilarmente, entre otras infraestructuras, los puertos del Cantábrico (Pasajes, Bilbao, Santander, Gijón, Avilés y Burela) y los puertos de la fachada atlántica (la Coruña, Ferrol, Villagarcía de Arosa, Marín y Ría de Pontevedra, Vigo, Viana do Castelo, Leixoes, Aveiro, Figueira da Foz, Lisboa, Sines y Algeciras).

 

Comentarios