El exagente bancario de Morasverdes, condenado a cuatro años y medio de prisión

El exagente bancario de Morasverdes, condenado a cuatro años y medio de prisión

Más de cinco meses después de la celebración del juicio contra el extrabajador del Banco Santander, juzgado por apoderarse indebidamente de centenas de miles de euros de los vecinos de Morasverdes y localidades cercanas, ya tiene sentencia. Finalmente, el acusado ha sido condenado a cuatro años y medio de prisión lo que supone una sustancial rebaja de los doce años pedidos inicialmente.

La principal causa para ello es la absolución del delito de estafa por parte del Tribunal que ha considerado que sí cometió delitos de apropiación indebida y falsedad documental para apoderarse del dinero de los vecinos de la zona que, sin embargo, pecaron de un exceso de confianza. 

Vistas

El juicio se extendió durante dos largas jornadas. En la primera declararon los testigos y a la vez afectados por los sucesos ocurridos. La mayoría de estos eran personas jubiladas entre los que se encontraban, incluso, gente que no sabe leer ni escribir. Todos ellos declararon que la relación que mantenían con el acusado era de cercanía y confianza al ser una persona del mismo pueblo que, además, gozaba de un estatus. 

En octubre de 2013 los vecinos de la localidad de Morasverdes, perteneciente a la Comarca de Ciudad Rodrigo, denunciaron que a numerosas personas mayores, incluso también de otros pueblos de la zona como Diosleguarde y Aldehuela de Yeltes, el agente colaborador del Banco Santander les habría sustraído dinero de sus cartillas a través de diversos métodos. El caso, como curiosidad, saltó a la pequeña pantalla en el programa ‘La Mañana’ de Televisión Española.

En unas ocasiones, les hacía firmar reintegros, donde después este agente bancario escribía una cantidad mayor. En otras ocasiones eran créditos y préstamos los que al parecer contraían las víctimas sin saberlo. De hecho, en varias ocasiones, incluso, llegaba a dar a los damnificados unos documentos admitiendo la sustracción del dinero y comprometiéndose a devolverlo en pocos días. En muchos casos, sin embargo, esto no fue así y en los casos en los que lo devolvió, las cantidades eran inferiores a las robadas, según declararon los testigos. Estos documentos, además, rara vez fueron firmados por los afectados, que llegaron a acusar al hombre de falsificar la firma en ciertos papeles en los que se afirmaba que era un préstamo personal hacia su persona. 

Los afectados comprobaron que en sus cartillas faltaba dinero, por lo que denunciaron los hechos y la Guardia Civil inició una investigación que condujo a este agente bancario, con más de treinta años ejerciendo su labor en la comarca. Además, crearon un grupo a través de las redes sociales para dar a conocer sus casos y ayudar a otras personas que hubieran podido ser también estafadas.

Modus operandi

El presunto estafador se llevaba el dinero de los clientes basándose en la confianza con la que gozaba entre los clientes del Banco Santander. De hecho, a más de uno, según declararon, les llegó a preguntar que si no confiaban en él después de que estos le llamaran la atención sobre ciertos movimientos en sus cuentas que consideraban raros. Al sí confiar, los movimientos, incluso, se repitieron en más de una ocasión con la misma persona. 

La manera de quedarse con el dinero era muy simple. En algunos casos, siempre según lo declarado, era a través de ingresos que querían hacer que finalmente no se realizaban con la excusa de que el ordenador no funcionaba, en otros directamente cogía el dinero de la cuenta de cada uno y luego les hacía firmar un papel de que lo había sacado y que se lo devolvería e, incluso, en algún caso, lo llegaba a pedir para abrir una cuenta en el Banco, que finalmente no se realizaba, o, incluso, como un favor personal para pagar facturas o un tratamiento de su mujer, que se encontraría enferma según han dicho algunos de los testigos. 

Declaración del acusado

El ahora condenado, aunque no declaró durante las vistas celebradas, quiso pedir perdón durante su derecho a la última palabra. Por ello, se dirigió a todos los afectados a los que, eso sí, afeó su conducta en algunos casos ya que aseguró que "muchas personas han mentido como villanos porque les interesaba". De hecho, llegó a afirmar que ha devuelto cerca de 70.000 euros y que si algún día pudiera restablecería todo el dinero de los préstamos ya que no es dueño de los problemas que le han ido surgiendo en los últimos años. "No soy ningún ladrón y pido perdón pero alguno no va a poder tener la conciencia tranquila". 

 

Comentarios
Lo más