Muníbar Pizarrales infantil B

Muníbar Pizarrales infantil B

El infantil B del Pizarrales está formado por diecinueve jugadores de los que once comienzan su andadura en el fútbol once. Este periodo de adaptación, mayor incluso que el de otros equipos ya que los futbolistas provienen de tres equipos diferentes, lo han notado durante una temporada en la que marchan séptimos con 25 puntos.

Para Jonathan, su entrenador, la situación actual en la tabla no se asemeja a la calidad del equipo aunque afirma que ha sido complicado armarlo debido a que no se conocían entre ellos. “Teníamos unas expectativas mayores. Pensábamos estar más arriba pero la suerte y nuestros errores nos han puesto donde estamos”, asegura.

El equipo, eso sí, ha ido creciendo durante la temporada. La evolución de los jugadores, sobre todo individual, ha sido un hecho aunque no se hayan podido traducir en resultados. “Al final todos los equipos suben su nivel durante la temporada y en esta categoría más”, dice Jonathan que, sin embargo, se muestra orgulloso de la adaptación de sus chicos. “Cuesta. Las dimensiones del campo no son las mismas y hay que hacerse a las posiciones. La única manera de solucionar eso es trabajando”.

Y en eso están, buscando quedar lo más arriba posible para arrancar con garantías la temporada que viene y buscar, como en los dos últimos años, un posible sector, aunque lo primero sea “siempre la salvación”. Para ello contarán con el nuevo campo de hierba artificial del que el entrenador solo habla maravillas. “Nuestro estilo es siempre jugar el balón por abajo y el campo se nota, claro. No es lo mismo en el anterior de tierra o en el de hierba natural donde es difícil con malas condiciones climatológicas”, asevera. 

Todavía cuentan con varios partidos durante la temporada para disfrutarlo. Además lo harán todos los jugadores de la plantilla ya que la política del equipo es “que jueguen lo mismo todos aunque en fútbol once sea difícil”. De momento, nunca un niño, si ha ido convocado, se ha quedado sin jugar ese partido. Jonathan afirma que esa es la esencia del conjunto. Hay que cumplir los objetivos marcados al principio y el más importante es que estén contentos y jueguen todos.

Parece que lo está consiguiendo. “Jueguen o no jueguen, siempre se están animando. Eso es lo más importante dentro de un grupo, que entre todos se lleven bien. Este es un grupo muy bueno”, termina el entrenador.

La plantilla está formada por David y Carlos (porteros); Raúl Calvo, Rubi, José Manuel, Marcos, Naim, Julen y Rubén (defensas); David, Álvaro, Sergio, Aarón, Cristian, Hugo, Raúl Panero y Andrés (centrocampistas); Toni e Higuaín (delanteros); Jonathan (entrenador), Jonathan Rabadillo y Álex (delegados)

Comentarios