La Organización de Consumidores y Usuarios reclama al Gobierno una ley contra el desperdicio de alimentos

La Organización de Consumidores y Usuarios reclama al Gobierno una ley contra el desperdicio de alimentos
Entre un 30 y un 50% de los alimentos comestibles acaban desechados. El desperdicio de alimentos tiene implicaciones no sólo a nivel económico sino también humanitario y medioambiental
 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) inició hace un año la campaña ‘No Tires la Comida’, que tiene como objetivo promover una ley en España contra el desperdicio de alimentos.  Más de 15.000 ciudadanos han apoyado desde entonces esta iniciativa a través de la web www.notireslacomida.org que a la vez fomenta, con consejos prácticos, un consumo sostenible en los hogares.

Los datos acerca del desperdicio de comida en España son alarmantes. En España, según el Ministerio, se desperdician 7,7 millones de toneladas de alimentos cada año.  Entre un 30 y un 50% de los alimentos comestibles acaban desechados. El desperdicio de alimentos tiene implicaciones no sólo a nivel económico sino también humanitario y medioambiental. En opinión de OCU, urge tomar medidas que acaben con este uso no eficiente de los recursos y donde se fomente la donación para aquellos colectivos más necesitados. 

En los hogares españoles se desperdician 1,36 millones de toneladas, por ello OCU cree que uno de los objetivos de la estrategia para reducir el desperdicio pasa por la concienciación de los consumidores. Pero una mayor concienciación no es suficiente, cree que por razones humanitarias es necesario donar la comida sobrante en buen estado, o darle otros usos cuando ya no es apta para su consumo.

Países como Francia e Italia ya disponen de un marco legal que lucha contra el desperdicio de comida y desde la Unión Europea se trabaja activamente para poner en marcha políticas a nivel europeo. 

Reivindicaciones 

- Establecer medidas para que todos y cada uno de los agentes implicados en la producción, generación, distribución y comercialización de alimentos puedan donar o ceder los excedentes de alimentos o aquellos que descarten a bancos de alimentos, alimentación animal o abonos, en este orden. 

- Prohibir prácticas que impliquen estropear los alimentos haciéndolos inservibles para su consumo.

- Incentivar la donación mejorando los beneficios fiscales para aquellas donaciones de alimentos que tengan como destino bancos de alimentos, ONG.

- Exigir fechas de consumo preferente y caducidad acordes a criterios de calidad y seguridad alimentaria, no en función de intereses económicos particulares.

- Fomentar la reutilización y el reciclado de los productos alimentarios sobrantes que no puedan ser donados como tal. Priorizando en este orden su aprovechamiento: Transformación en otros productos, alimentación animal, compostaje o producción de biogas.

Comentarios
Lo más