Casados a primera vista: 'cucharita' para fluir los chacras

Casados a primera vista: 'cucharita' para fluir los chacras

Tras el visionado en el que descubrieron lo que pensaba el uno del otro, las aguas vuelven a su cauce para Sabrina y Jonathan que disfrutan de sus últimos días con una nueva terapia de parejas. La pareja de Alicante disfruta dándose masajes y conociendo sus chacras para aliviar tensiones.

'La cucharita' es una técnica de origen Hindú donde se unen los chacras de cada uno para que la energía fluya. Sabrina confiesa que disfruta bastante tocando a su marido que está relajado como nunca. Jonathan lo tiene claro para próximas veces: "Si hay un poco de tensión... ¡'Cucharita'!"

Tras los masajes, Sabrina conoce a Adrián, el mejor amigo de Jonathan. Sabrina está encantada con el amigo de su marido, con la madre de este y con el resto de amigos. Sabrina acompaña a Jonathan a una discoteca en la que va a pinchar música como Dj, Sabrina está orgullosa de su marido y aprovecha la ocasión para interrogar a su mejor amigo. Un día completo que la pareja ha disfrutado mucho y ha rematado con una noche de pasión haciendo la 'cucharita'.

Se acerca el final del programa

Sabrina y Jonathan pasan su última cena juntos, aunque ella no quiere que sea la última. Jonathan se tira a la piscina y le pregunta si está enamorada, algo a lo que Sabrina contesta que sí. Él, sin embargo, quiere a Sabrina "en algodones", una contestación que a ella la dejó un tanto triste. Y a la pregunta de si volvería a casarse... Jonathan contestó que no. Marisa, por su parte, considera que: "A parte de los casquetes, la comida es muy importante".

Sabrina no se podía creer lo que estaban escuchando sus oídos. Ni Jonathan la quiere como ella le quiere a él, ni volvería a casarse con ella del mismo modo.

Marisa tuvo una conversación con Sabrina para aclarar la situación después de que haya pasado tiempo tras su enlace. A priori, Sabrina no le gustó demasiado pero ahora considera que es una chica inteligente, con un poco de mal genio pero maja.

Sabrina tiene que saber cocinar bien como su marido, como dice Marisa: "A parte de los casquetes, la comida es muy importante". Parece que Sabrina tendrá que aprender a cocinar para que su suegra se quede contenta.

Comentarios