La amenaza de lluvia relega la procesión del Corpus al interior de la Catedral

La amenaza de lluvia relega la procesión del Corpus al interior de la Catedral

Este domingo, 29 de mayo, la Diócesis de Salamanca celebra la solemnidad del Corpus Christi. Se trata, quizás, de la fiesta más importante para los cristianos en la que se conmemora la institución de la Eucaristía. En este día la Iglesia invita a meditar a los creyentes sobre el misterio de la presencia del Señor en el pan consagrado, que se custodia en todas las comunidades cristianas. 

El centro de la festividad es la solemne eucaristía seguida de la procesión del Santísimo bajo palio. Debería haber partido a las 19:00 horas acompañada por los sones de la Agrupación Musical Cristo Yacente y la representación de las cofradías, hermandades y congregaciones de Salamanca. Sin embargo, el cielo encapotado y el riesgo de que la lluvia hiciese acto de presencia durante el recorrido terminó por determinar que el cortejo no abandonara los muros catedralicios tras la eucaristía presidida por el obispo don Carlos. 

Comentarios