Cortejo penitencial de La Borriquilla a medianoche

Cortejo penitencial de La Borriquilla a medianoche

Durante la Semana Santa, las diferentes hermandades y cofradías de la ciudad representan la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. La Hermandad de Jesús Amigo de los Niños, al encuadrarse dentro de ella, debería considerarse de penitencia. Sin embargo, y debido a la escena de la pasión que representa (la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén), en suma con su vinculación con los más pequeños, siempre se la ha calificado como una procesión de júbilo y alegría.

Desde la Junta de Gobierno, y ante esa carencia penitencial, se pensó hace unos años en la realización de un Vía Crucis que contara con la participación exclusiva de los hermanos adultos de la cofradía. “Invitamos a todos a vivir la pasión de una manera personal e íntima, utilizando elementos simbólicos como son la noche, el hábito, un rosario, un farol, un Cristo, una cruz y el amanecer”.

Con la celebración de este Vía Crucis, que tuvo lugar a medianoche desde la Catedral Nueva de Salamanca con un recién restaurado Cristo de la Paz, la hermandad quiere prepararse de manera especial para afrontar la Semana Santa “limpios de pecados”.

Para ello, además, tuvo lugar una confesión comunitaria antes de la saluda del templo. “Queremos que cada hermano se reencuentre con Dios y consigo mismo a través de la oración de las quince estaciones para recrear el sufrimiento, pasión y resurrección de nuestro señor Jesucristo".

Comentarios
Lo más