El 80% de los conductores comete un error al circular por una rotonda

El 80% de los conductores comete un error al circular por una rotonda

Los conductores creen conocer bien el comportamiento a seguir en una rotonda pero el 80% de ellos comete uno o varios errores al circular por estas intersecciones. Según Formaster, Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial, es común desconocer cada uno de los carriles y posicionarse incorrectamente en ellos cometiendo varias imprudencias que pueden conllevar accidentes muy graves. Las rotondas son el lugar en el que suceden siete de cada cien accidentes en España.

Los datos de accidentabilidad en las rotondas o en intersecciones giratorias reflejan que en España hay 33.978 accidentes al año en una intersección de los cuales el 20,16% suceden en rotondas. Formaster señala que esta cifra es aún más preocupante cuando hablamos de las rotondas en carreteras interurbanas donde alcanza el 29,3%, principalmente debido a la velocidad de los coches que circulan y que no tienen tiempo de frenar cuando se dan cuenta que llegan a una rotonda. Hay también que recordar que el 10% de los accidentes mortales en una intersección son en rotondas y con el dato de 2 muertos al mes en estas zonas.

Los errores más comunes

No ceder el paso al incorporarnos es posiblemente el error menos común y la norma que casi todos los conductores cumplen, pero al conducir por una glorieta se cometen muchos fallos que en algunos casos pueden provocar accidentes y riesgos en la conducción. Estos son los más comunes:

El 75% desconoce el uso que tiene cada uno de los carriles. El 68% de los conductores conducen por un carril inadecuado perjudicando a la fluidez del tráfico, principalmente utilizar el carril de la derecha cuando se quiere realizar la salida por la izquierda o realizar un cambio de sentido. A esto debemos sumar que cuando la calle tiene dos carriles el 65% de los vehículos no se posicionan en el carril adecuado. Es decir, si vamos a salir por la derecha debemos posicionarnos en el carril de la derecha y si vamos a salir por la izquierda nos debemos posicionar en el de la izquierda, siempre que el tráfico nos lo permita. Es sí, en ambos casos debemos incorporarnos al carril exterior e ir pasando progresivamente al interior si los necesitáramos.

El 45% de los conductores usa el carril interior y sale desde este. Esta es una de las maniobras más peligrosa y la que conlleva más accidentes leves y pequeños alcances en una rotonda. El 60% usa el intermitente mal en una rotonda. Más de la mitad de los conductores no lo usan para indicar que van a dejar la rotonda y el 30% de ellos suelen poner el intermitente a la izquierda para avisar que siguen recto o que no salen por la siguiente salida sin cambiar al carril central y cambian inmediatamente el intermitente cuando van a salir.

El 15% de los conductores circulan recto en una rotonda cruzando carriles, siendo el error al que se debe la mayoría de los accidentes graves y que conlleva más fallecidos. Además esta imprudencia va unida a una velocidad alta e inadecuada para estas intersecciones y a no realizar el correcto ceda el paso a los vehículos que están en la plaza giratoria.

Para Anselmo Murado, presidente de Formaster, "es muy preocupante que los conductores no sepan posicionarse correctamente en una rotonda porque esos errores conllevan golpes y accidentes. Debemos preocuparnos e insistir en cómo conducir correctamente en plazas giratorias para bajar la siniestralidad en estas intersecciones".

Decálogo del comportamiento en una rotonda

- La preferencia en una rotonda es siempre de los vehículos que están dentro de ella. Al entrar en ella siempre cederemos el paso.
- Nunca tomes una salida de la rotonda desde el carril interior siempre debemos situarnos con antelación suficiente en el carril derecho.
- La incorporación a la rotonda debe realizarse siempre en el carril de la derecha.
- Si vas recto no utilices la rotonda como una intersección en cruz, es lo más peligroso. Nunca deben cruzarse carriles.
- Si vamos a salir de una rotonda por la primera salida a la derecha o recto, nos situaremos preferentemente en el carril de la derecha. Si por el contrario vamos a salir por el carril de la izquierda o vamos realizar un giro de 360 grados (cambio de sentido) entraremos siempre por el carril de la derecha y nos incorporaremos al carril de la izquierda paulatinamente y volveremos a la derecha, también con precaución, para la salida.
- El intermitente debemos accionarlo para indicar nuestra salida de la rotonda o para señalar nuestro cambio de carril dentro de la rotonda. No lo utilizaremos para indicar que seguimos recto o continuamos en la rotonda.
- Si se circula por el carril derecho en una rotonda y vemos un vehículo que quiere incorporarse a ella no es obligatorio desplazarse al carril central o interior aunque en la medida de lo posible debemos facilitar la incorporación de otros vehículos.
- En una calle con dos o más carriles debemos situarnos en el carril más apropiado a nuestra intención de circular. Si vamos a salir por la primera salida a la derecha nos situaremos en el carril más a la derecha, mientras que si salimos rectos o por la izquierda nos posicionaremos en un carril a la izquierda para ir tan pronto como nos sea posible al carril de la izquierda o interior de la glorieta.
- Recuerda que en zonas urbanas las salidas y entradas en las rotondas suelen tener pasos de peatones y que pueden estar cruzando peatones los cuáles tienen preferencia.
- Cuando circulamos en una rotonda y vemos a un vehículo pesado o un autobús debemos pensar que necesitan más espacio para maniobrar y pueden requerir más espacio para salir o entrar en una rotonda.

 

Comentarios
Lo más