Debate sobre la crisis económica, su repercusión y alternativas

Debate sobre la crisis económica, su repercusión y alternativas

El salón de actos de la Facultad de Geografía e Historia ha acogido este jueves la mesa redonda ‘La crisis económica en España: geografía, impactos y alternativas’, ubicada en el marco del foro ‘El territorio a debate’, donde se ha analizado la situación actual del país desde un punto de vista financiero, social y alternativo. En ella han participado la profesora de la Universidad de Lérida, Pilar Alonso Logroño, el Banco de Alimentos y el Banco del Tiempo.

La profesora Alonso Logroño ha sido la encargada de abrir el coloquio exponiendo los procesos de reestructuración del sistema financiero desde un punto de vista territorial. Su intervención ha constado de tres puntos: el cierre de entidades en las comunidades autónomas, el traslado de las sedes sociales y la pérdida de oficinas a nivel local, que ha conllevado una pérdida de empleo. En Salamanca, hasta 2012 se han perdido 51 oficinas y la situación hace que ese número vaya a ir en aumento, según ha señalado.

Para paliar la situación a la que se han visto abocadas muchas personas por culpa de la crisis existen organismos como el Banco de Alimentos, que durante el último año ha atendido sólo en Salamanca a 14.000 personas con 2.300.000 kilos de alimentos. A nivel regional las cifras ascienden a 100.000 personas y 13 millones de kilos, mientras que a nivel estatal los datos señalan que se ha atendido a más de 1.800.000 personas con 300 millones de kilos de alimentos. El dato más significativo es que hasta hace unos años dos tercios de las personas ayudadas eran inmigrantes, mientras que en la actualidad el número de españoles y de extranjeros se ha equilibrado hasta un 50 por ciento. Además, de un tiempo a esta parte se está detectando que un elevado número de casos de bajo rendimiento escolar se debe a la malnutrición, que se está cebando con los más pequeños.

Por último, Pedro Pablo González, miembro del Banco del Tiempo de Salamanca, ha explicado a los asistentes la utilidad de este organismo de economía social, que en estos 4 años de vida en la ciudad ha desarrollado 1.600 intercambios y ha logrado reunir a 300 socios, una cifra que va a más. “Es una realidad y decían que no iba a funcionar. Existe una moneda que se llama tiempo”, ha destacado, mientras aseguraba que desde las altas esferas políticas y económicas del país se está intentando hacer creer que sólo hay un modelo de financiación.

Comentarios