SEQUÍA EN SALAMANCA

El abastecimiento de agua en la provincia de Salamanca está garantizado

El abastecimiento de agua en la provincia de Salamanca está garantizado

Según datos de la CHD, Salamanca podría cubrir la demanda de consumo humano y de regadíos durante prácticamente un año con la cantidad de agua actualmente embalsada, aunque no lloviera

Más del 90% de la población de la provincia salamantina depende de la cuenca del Duero para abastecerse de agua, según datos de la Oficina de Planificación Hidrológica de la Confederación Hidrológica del Duero (CHD).

En concreto, la población salamantina en la cuenca del Duero es de 306.845 habitantes de los casi 336.000 que hay en la provincia, y se estima que el consumo total de agua para abastecimiento humano es de 38 hectómetros cúbicos, de los que 32,5 son de origen superficial y 6,5 de origen subterráneo. Este último volumen de agua es consumido principalmente por pequeños municipios que no tienen otras alternativas de abastecimiento al no tener ríos cerca.

En cuanto a las zonas regables, la Oficina de Planificación Hidrológica estima que con agua superficial se riegan casi 29.000 hectáreas con un consumo de 202 hectómetros cúbicos al año.

En total, el agua superficial que gasta la provincia en un año es de 234,5 hectómetros cúbicos. Los embalses de santa Teresa, Irueña y Águeda, gestionados por la CHD, a día de hoy reúnen 227,9 hectómetros cúbicos de agua embalsada (el 36,6% de su capacidad), por lo que, aunque no lloviera, hay suficiente agua embalsada como para cubrir la demanda de consumo humano y de regadíos durante prácticamente un año, tal y como destaca la CHD: “el abastecimiento de agua está garantizado para mucho tiempo en Salamanca”, recalcan.

Del mismo modo, desde la CHD aseguran que en el Embalse de Santa Teresa ha aumentado mucho su entrada de agua en los últimos días gracias a las lluvias en Gredos y recuerdan que, en cualquier caso, “para que el agua en un embalse llene, tiene que empapar la tierra lo primero”, por lo que “un embalse empieza a ganar a mayor ritmo a partir de diciembre, más o menos”.

Asimismo, desde la CHD aseguran que aunque los embalses salmantinos se encuentran en su mayoría por debajo del 40%, la situación no es alarmante y recuerdan que en otros años anteriores, en el mismo mes, los niveles de los embalses han estado incluso más bajos.

Así, por ejemplo, el de Santa Teresa contenía 133,3 hectómetros cúbicos en noviembre de 2009, 157,2 en ese mes de 2005, y tan sólo 31,6 en 1995, muy por debajo de los 190,2 que contiene actualmente, según datos de la CHD. 

Comentarios