Subvención de casi 1,8 millones de euros para estimular el empleo en la provincia

Subvención de casi 1,8 millones de euros para estimular el empleo en la provincia
Los fondos, procedentes de la Junta, se destinarán a la contratación de desempleados para diferentes áreas, caso de la elaboración de trabajos forestales de mejora medioambiental para la prevención de incendios

La Consejería de Empleo de la Junta de Castilla y León destinará cerca de un millón de euros a diferentes localidades de Salamanca. Las cantidades se reparten entre la contratación de desempleados y trabajos forestales de mejora medioambiental para la prevención de incendios.

En el primero de los casos, la subvención se destina a municipios de más de 5.000 habitantes. En Salamanca los beneficiarios son Alba de Tormes (30.000 euros), Béjar (110.000 euros), Carbajosa de la Sagrada (50.000 euros), Santa Marta de Tormes (130.000 euros), Ciudad Rodrigo (90.000 euros), Guijuelo (20.000 euros), Peñaranda de Bracamonte (50.000 euros), Villamayor (50.000 euros) y Villares de la Reina (30.000 euros). A todos ellos se suma la capital charra, que recibe una inyección de 800.000 euros

El importe de esta subvención asciende a 10.000 euros por contrato a jornada completa por un periodo de 180 días. Los trabajadores contratados deberán ser dados de alta antes del 31 de mayo de 2017. 

El crédito se ha distribuido en función de dos variables equivalentes: por una parte se ha calculado la subvención en función de la media de parados registrados en el municipio durante 2016 y por otra parte, se hace un cálculo en relación con las personas dadas de alta en el municipio como beneficiaros de la Renta Garantizada de Ciudadanía. Además se establece que en el caso de municipios de más de 20.000 habitantes, estos podrán aportar un 10 % adicional con fondos propios municipales para contratar perceptores de Renta Garantizada de Ciudadanía. El compromiso se deberá adquirir en el momento de aceptar la subvención y al comprometerse a realizar las contrataciones adicionales la subvención concedida se incrementará en un 20 %

La Junta prioriza el principio de que el empleo es la mejor respuesta a los desafíos demográficos, de esta forma incide en el importante papel que las políticas de empleo tienen en la lucha contra la despoblación y la imprescindible coordinación que debe existir entre las políticas de población y las de empleo.

La puesta en marcha de estas ayudas para la contratación de personas desempleadas forman parte de los acuerdos del Diálogo Social. En concreto el Plan Anual de Políticas de Empleo de Castilla y León 2017, incluído en la II Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos laborales e Igualdad y Conciliación en el Empleo, es el instrumento consensuado a través del cual se coordina la acción de todas las consejerías de la Junta, implicadas en la ejecución de las políticas activas de empleo.

Trabajos forestales

La segunda de las ayudas, 420.000 euros a la Diputación de Salamanca, se destina a financiar la contratación de trabajadores para la realización de obras y servicios de interés general para la mejora medioambiental.

Los destinatarios de este programa serán desempleados que serán contratados por las instituciones provinciales. El dinero se destina a financiar los costes salariales y de Seguridad Social que se deriven de los contratos de los desempleados, que intervendrán en obras y servicios de interés general, específicas en materia de prevención de incendios, y otros trabajos forestales y de mejora medioambiental.

La distribución de las subvenciones se ha realizado con el criterio ponderado que ha resultado del cálculo basado en el 50 % en función de la tasa de paro de la provincia, el 25 % en función de la superficie forestal provincial y el 25 % restante en función del número de incendios provinciales en los últimos 5 años.

La contratación priorizará a los jóvenes menores de 35 años, de forma preferente a aquellos que no tengan cualificación. Tendrán preferencia también los mayores de 45 años, especialmente aquellos que hayan agotado sus prestaciones y tengan cargas familiares y finalmente los parados de larga duración, aquellos que hayan estado en el desempleo 12 meses en un periodo de año y medio, con especial atención a los que hayan agotado prestaciones y las personas en riesgo de exclusión social. En cualquier caso se valorará la experiencia en trabajos de carácter forestal y medioambiental.

Los contratos serán temporales con una duración mínima de 180 días a jornada completa y deberán formalizarse antes del 15 de mayo de 2017.

 

Comentarios