"Detrás de las cosas que vendemos hay una historia"

"Detrás de las cosas que vendemos hay una historia"

Decenas de voluntarios trabajan en Salamanca para Oxfam Intermón. No solo en la tienda de la calle Ancha, sino en campañas de sensibilización para dar a conocer el comercio justo o sobre otras cuestiones. Ana es uno de ellos y llegó por mera casualidad.

“Mi relación con Oxfam surgió hace muchos años. Pasé por delante de la tienda y no conocía nada sobre el comercio justo. Entré, me informé y al final me quedé. Llevo unos diez años y trabajando en tienda, en campañas de sensibilización para dar a conocer el comercio justo o sobre medio ambiente entre otras. Los voluntarios ofrecemos el tiempo que tenemos en cada momento. Puedes ofrecer más o menos, pero nunca me he desvinculado. Espero que la relación dure mucho tiempo”, asegura a este diario.

“Creo en el esfuerzo del voluntariado. Aportamos nuestro tiempo pero también recibimos mucho. Detrás de las cosas que vendemos hay una historia detrás. Por ejemplo, hay gente que gracias a eso puede continuar viviendo en sus lugares de origen dedicándose a cultivar café. Saber que tú estás aquí un día durante tres horas a la semana, pero que aportas un granito de arena para que haya gente que pueda llevar en países del sur una vida digna o que sus hijos puedan ir a las escuelas en vez de trabajar, satisface mucho”.

Comentarios
Lo más