La Diputación abre la convocatoria de subvenciones a los ayuntamientos para mantener los comedores sociales

La Diputación abre la convocatoria de subvenciones a los ayuntamientos para mantener los comedores sociales

Los CEMI, Centros Municipales Integrados, no son solamente comedores sociales, aunque sea esta una de las principales funciones que realizan, también acogen otras actividades culturales, sociales y de ocio en los municipios donde se han implantado. Para el mantenimiento de los 44 que existen en la actualidad abiertos en la provincia y la posible apertura de otros 22 que están en vías de hacerlo, la Diputación de Zamora aprobaba este miércoles la convocatoria de ayudas a los Ayuntamientos y Entidades Locales Menores de la provincia hasta 5.000 habitantes por un valor total de 360.000 euros.

Se trata de un concurso público, cuyas bases han sido aprobadas por la Junta de Gobierno celebrada hoy, para la concesión de subvenciones destinadas a la financiación de sueldos y seguridad social del personal que atiende el servicio de comedor, el de catering y el suministro de víveres, tanto para los Centros Municipales Integrados que están en funcionamiento como para los que se prevean abrir este año.

Se promueve la prestación conjunta de servicios de comedor o catering y lavandería en los municipios
Entre los criterios que se valorarán a la hora de atender las solicitudes se incluye el número de usuarios a los que llega este servicio, las personas contratadas para trabajar y también la trascendencia que suponga a nivel social la apertura o mantenimiento del centro en la zona donde se encuentre. 

También se valora expresamente el servicio de catering o comedor a domicilio, o el transporte de menús a otro Centro Municipal Integrado de distinta localidad, habilitado para ello, especialmente si existe acuerdo entre varios Ayuntamientos próximos entre sí, cuando uno de ellos cuente con cocina para prestar el servicio.

Se menciona igualmente en la valoración de las solicitudes si el Ayuntamiento solicitante tiene previsto prestar el servicio de lavandería.

En definitiva, los comedores sociales se convierten así en centros municipales donde se integran varios servicios dirigidos a las personas que viven en el medio rural, casi siempre mayores y a veces solas, y cuyo objetivo es mejorar su calidad de vida. En este sentido es importante destacar que los menús que se sirven están diseñados por especialistas con el fin de que constituyan una dieta variada y adaptada a las necesidades de las personas que utilizan estos comedores. 

El horario de apertura se extiende desde el medio día hasta bien entrada la tarde, ya que muchos de los usuarios alargan su estancia en estos centros que se convierten así en lugares de encuentro y reunión. Para contribuir a sufragar los gastos de mantenimiento de estos comedores, los ayuntamientos tienen libertad para establecer una cuota que suele oscilar entre los 3,5 o 4 euros por persona y día, además de contar con la subvención de la Diputación Provincial.

La provincia de Zamora ha sido una de las primeras en implantar este tipo de servicios en el medio rural desde que se abrió el primer comedor social en bercianos de Aliste en el año 2004. Actualmente más de 500 personas se están beneficiando de este servicio.

Comentarios