Trofeo Charro: Bar Jaleo

Trofeo Charro: Bar Jaleo

Bar Jaleo ha revalidado el título de Liga en el Trofeo Charro. Después de cinco años, su proyección es palpable después de ser decimocuartos el primero, quintos el segundo, segundos el tercero y campeones los dos últimos años después de unas segundas vueltas espectaculares.

Este año, de hecho, el equipo no pierde desde el mes de diciembre después de un comienzo dubitativo. El portero, Sergio, cuenta que es algo que siempre les ha ocurrido por lo que el cambio de formato a un playoff final les ha beneficiado como demuestra el pleno que llevan conseguido.

A pesar de que los 21 puntos actuales ya nadie los puede alcanzar, el equipo sigue marcándose el objetivo de los 30 a final de temporada. Para ello deberán ganar los tres que le quedan ante Figón Charro, Publistar y Calzada de Valdunciel. Para ello contarán con el hándicap de no contar con un portero, ya que el que empezó la temporada no pudo seguir. Sergio comenta que un día “se la puso” él y que funcionó. Tanto es así que ahí se ha quedado el resto de la temporada.

Él mismo, en su nueva posición, ha conseguido ayudar al equipo en el juego de ataque. De sobra es sabida la importancia que tiene  que un portero sepa utilizar los pies para sacar la pelota. Esto, a un conjunto como Bar Jaleo al que le gusta el toque, le favorece mucho y le da más confianza. Se ha notado con la celebración del título que tuvo que esperar algo más de lo querido. A la victoria del equipo se tenía que sumar la derrota de Publistar, algo que ocurrió poco después cuando aguardaban en el bar en la reunión pospartido. Cuando les llegó la notificación, los cánticos no cesaron al ritmo de los bailes y las cervezas. Ya eran campeones.

Mucha culpa de ello la tiene el compromiso como afirma Sergio. “Somos un equipo fuera de lo normal. Un sábado podemos juntarnos 15 o 16 y los domingos por la mañana siempre tenemos descartes. Mucha de nuestra fuerza se basa en ello”.

Ese compromiso lo llevan aguantando cuatro años. El primero, siempre más difícil por juntar a la gente, no les fue tan bien pero desde que han mantenido el bloque de unos 20 jugadores, las segundas vueltas siempre han sido magníficas. El asentamiento en el campo a lo largo de la temporada y la falta de pretemporada ayuda a esa progresión. La mentalidad, cambiante, también ha sido un factor determinante. Sergio asegura que al equipo le cuesta volver a empezar tras encajar un gol, algo que están solucionando con la calma del toque. “Nos lo vamos demostrando poco a poco”.

Otro asunto es la financiación, más difícil que otros años. Cada jugador ha invertido esta temporada 50 euros para el pago del San Casto que antes no había que pagar. El resto del dinero es todo cosa del patrocinador, el Bar Jaleo.

La plantilla está formada por Sergio (portero); Víctor, Felipe, Emilio, Flo, Manu, Vichu, Edu, Fofi, Álex, Puskas y Manolo (defensas); Medi, Norber, Santi, Nacho, Feli, Raúl, Michi y Fran (centrocampistas); Manu y Juli (delanteros); Jorge, Ángel y Rober (entrenadores).

Comentarios