Se abre de nuevo al tráfico la carretera de Hontanares

Se abre de nuevo al tráfico la carretera de Hontanares
Desde la Diputación informan que esperan permitir también la circulación de vehículos a lo largo de esta mañana por la carretera de Carbonero de Ahusín, cerrada desde el pasado domingo.
 
La Diputación Provincial ha reabierto al tráfico con precaución a las ocho de esta mañana la carretera SG-V-3122, que permanecía cortada desde el domingo entre los kilómetros 2,0 y 2,3, en Hontanares de Eresma, a causa del desbordamiento del Eresma. Los operarios de la institución provincial han permitido ya el paso de vehículos ante el descenso de caudal que registra el río, como consecuencia del cese de las lluvias y la bajada de temperaturas, que ha reducido el deshielo de la nieve acumulada en la Sierra de Guadarrama.
 
La Diputación confía en abrir al tráfico de vehículos a lo largo de la mañana la otra carretera que se encuentra cortada desde el domingo, también por la crecida del río Eresma. Se trata de la SG-3312, kilómetro 6, en Carbonero de Ahusín, cuyos habitantes tenían, no en vano, la posibilidad de dirigirse hacia la autovía Segovia-Valladolid.
 
Las fuertes precipitaciones registradas en los últimos días obligaron también a la Diputación a cortar en la mañana del domingo otras dos vías afectadas por la crecida del río Cega. La primera fue la SG-V-2313, entre el kiómetro 15,0 y el kilómetro 15,2, en Pajares de Pedraza; y la SG-V-2312, en Arevalillo de Cega. No obstante, ambas carreteras quedaron abiertas al tráfico al final de la mañana del mismo domingo.
Comentarios