Los nombres salmantinos: de santos y vírgenes a hebreos y latinos

Los nombres salmantinos: de santos y vírgenes a hebreos y latinos

Los nombres han vuelto a central la actualidad informativa después de que unos padres de Madrid hayan llamado 'Lobo' a su hijo. Y es que la evolución de la denominación de los recién nacidos tiene su connotación social. Así se percibe consultando el Instituto Nacional de Estadística, que recoge los nombres más comunes desde 1930, también de la provincia de Salamanca.

De 1930 a 1960, los cinco nombres masculinos más comunes fueron José, Manuel, Francisco, Antonio y Ángel, nombres clásicos del santoral. Lo mismo ocurre con los nombres femeninos, los cinco más utilizados en la década de los años 30 fueron los de María, Josefa, Isabel, Teresa y Francisca. Entre la década de los 40 y los 70, los nombres femeninos más utilizados eran compuestos y empezaban por María. María Carmen fue el nombre más común en Salamanca desde la década de los 40 hasta la de los 80.

A partir de 1960, los nombres más comunes en Salamanca cambian y Francisco Javier es el más común de todos. José Luis y Jesús entran dentro de los cinco más comunes y los 10 nombres femeninos más utilizados en Salamanca se componen de María.

Francisco Javier siguió siendo el más utilizado durante los años 70 y los cuatro siguientes son nombres que reflejan el aperturismo de la época, siendo Miguel Ángel, David, Óscar y José Luis. También se observa un cambio en esta década en los nombres femeninos y se cuela entre los nombres compuestos por María, un nombre simple: Raquel.

En los años 80 se produce una simplificación de los nombres y los compuestos pasan a un segundo plano y dejan de estar entre los cinco más comunes. El más utilizado durante esta década es David, pero los cuatro nombres comunes siguientes no habían sido nunca de los más utilizados: Javier, Alberto, Carlos y Rubén. También se simplificaron los nombres femeninos y los cinco más comunes pasan a ser María, Laura, Cristina, Beatriz y Marta.

En la década de los noventa el nombre más común es Javier, seguido de David, y toman importancia los nombres de Álvaro, Sergio y Alejandro. Mientras que María sigue siendo el nombre femenino más utilizado, y entre los cinco más comunes se incluye el de Sara.

A partir del nuevo siglo, Javier dejó de ser el más común a pesar de mantenerse los de Alejandro, Álvaro, David y Sergio y Pablo fue el favorito por los padres en la primera década del siglo XXI. Lucía se convierte durante esta década en el más utilizado y más de 700 padres salmantinos lo eligen para llamar a sus hijas. María y Laura siguen estando entre los más comunes pero también entran nombres como Paula o Alba.

El nombre más común entre 2010 y 2014 es Hugo, seguido de Daniel, Diego, Pablo y Alejandro. Vega es el nombre femenino más utilizado durante estos cuatro años y Lucía es el segundo. Paula es el tercero y además se incluyen los de Daniela y Sara.

Los nombres seguirán dando que hablar, su evolución no cesa y Lobo no será el último nombre que siembre la polémica porque cada vez son más habituales los nombres inspirados no solo en animales, sino también en futbolistas o cantantes dependiendo de la moda del momento.

Comentarios
Lo más