Ganemos pedirá que se declaré ‘non grato’ el proyecto minero de Berkeley

Ganemos pedirá que se declaré ‘non grato’ el proyecto minero de Berkeley

Ganemos Salamanca planteará cuatro mociones durante  el Pleno de la Diputación de Salamanca que se celebra este miércoles. Además de la que presentará junto a Ciudadanos para impulsar la señalización de caminos municipales, llevará también a la sesión plenaria la declaración de “non grato” para el proyecto de la planta de Uranio de Retortillo promovido por la empresa Berkeley.

En los últimos meses, precisa Ganemos, “hemos tenido conocimiento del encausamiento de concejales del Ayuntamiento de Retortillo por un presunto delito de negociaciones prohibidas, al reconocer haber sido contratados por Berkeley para realizar trabajos, resultando ser los responsables políticos de la concesión de los permisos municipales definitivos para la apertura de la planta de uranio”. A eso se une la presencia del ‘lobista’ Lamela, “colaborador del PP en el desmantelamiento de la sanidad pública madrileña, con el objeto de conseguir ciertos dictámenes favorables a la explotación”.

Por todo ello Ganemos propone que la Diputación y los grupos políticos “se posicionen frente a esta situación declarando el proyecto de la planta de uranio como ‘non grato’, rechazando cualquier tipo de corrupción política y empresarial, suspendiendo cualquier tipo de colaboración voluntaria con la empresa Berkeley hasta se resuelvan en los juzgados el procedimiento abierto contra los concejales encausados por delito de corrupción”. 

Ganemos elevará, además, una propuesta de promoción del empleo juvenil a través del fomento de los programas Erasmus+ en la provincia. La Diputación, apunta, “puede ayudar a mejorar la implementación de estos programas colaborando con los actores públicos que ya se encuentren desarrollando estos programas, llegando a acuerdos de colaboración y aportando financiación”. 

Por último, la cuarta moción será la relativa a la mejora de la regulación y simplificación de las cargas administrativas para facilitar a los municipios de la provincia el cumplimiento de la obligación de realizar una evaluación de su normativa “para adaptarla a los principios de buena regulación y para comprobar la medida en que las normas en vigor han conseguido los objetivos previstos y si estaba justificado y correctamente cuantificado el coste y las cargas impuestas en ellas, debiendo plasmar en un informe el resultado de la evaluación que se hará público, con el detalle, periodicidad y por el órgano que determine la normativa reguladora de la Administración correspondiente”.

Desde Ganemos Salamanca creen que esta obligación “puede convertirse en una gran oportunidad para hacer frente a la perentoria necesidad social de reducir costes administrativos inútiles o desproporcionados que pueden constituir un lastre serio para la actividad económica, y que llegan a irritar con frecuencia a empresas, ciudadanos y poderes públicos”. Es por ello, añaden, que la Diputación, en su deber de asistencia y cooperación municipal, “debe facilitar esta labor impulsando estas políticas de reforma de las normativas municipales, pudiendo poner los medios necesarios para evaluar el grado de cumplimiento de las normas superiores y el nivel de cargas administrativas de cada norma y procedimiento municipal, con el fin de que los municipios puedan realizar las modificaciones oportunas en beneficio de la ciudadanía”.

Comentarios
Lo más