"La salida de la crisis pasa por una reactivación del consumo de las familias"

"La salida de la crisis pasa por una reactivación del consumo de las familias"

UGT considera que la salida de la crisis pasa por una reactivación del consumo de las familias y para ello defiende un nuevo acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva que contemple un crecimiento real de los salarios, un verdadero aumento del empleo de calidad, vinculado a un nuevo modelo productivo necesario y urgente, y el mantenimiento de la ultraactividad de los convenios. 

El sindicato destaca que su propuesta es razonable, ajustada y que es de justicia social que los trabajadores recuperen el poder adquisitivo perdido y aboga por desarrollar una política salarial que frene la devaluación, que sólo conduce a la desigualdad y a la injusticia. 

Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la evolución anual del IPC encadena su noveno mes en negativo, a pesar de que aumenta ligeramente respecto al mes anterior, y se sitúa en el -0,7%. Por su parte, la tasa mensual de la variación de los precios se sitúa en 0,6%, esto es, cuatro décimas por encima de la tasa mensual del mes de febrero.

Reactivar la demanda, para consolidar e impulsar la recuperación, y aumentar la creación de empleo y recortar el paro de manera rápida y significativa, son imprescindibles para evitar el riesgo de deflación, al que la economía española está más expuesta que otras economías europeas. Desde esta perspectiva, CCOO considera que los salarios deben aumentar su valor real y recuperar el poder adquisitivo perdido con la crisis, participando de las mejoras de productividad en las empresas.

La inflación podría ir moderando progresivamente sus tasas negativas a lo largo del año en la medida que se agote el efecto de la bajada de los precios del petróleo, pero no se puede descartar que se mantenga el escenario de deflación, especialmente en el caso de evolución negativa de algunos de los condicionantes -internos y externos- de la economía española y europea.

La economía española sigue estando expuesta, más que otras economías europeas, al riesgo de deflación. Conjurar este peligro pasa por reactivar la demanda, para consolidar e impulsar la recuperación, aumentar la creación de empleo y recortar el paro de manera rápida y significativa. Desde esta perspectiva, los salarios deben aumentar su valor real y recuperar el poder adquisitivo perdido con la crisis, participando de las mejoras de productividad en las empresas. En el sector público se debe acabar con la congelación salarial y la limitación a la reposición de bajas, lo que está dañando la calidad de los servicios públicos. Es necesaria una política presupuestaria que impulse de verdad la inversión y el crecimiento, que mantenga el poder adquisitivo de las pensiones, que reduzca la desigualdad y los índices de pobreza, con más programas de lucha contra el paro de larga duración y una renta mínima garantizada, y que cuente con recursos suficientes a través de un sistema tributario justo y progresivo, que reduzca el fraude y la evasión fiscal y que ayude a los sectores más desfavorecidos con medidas como el IVA reducido en los bienes de primera necesidad que defiende CCOO.

Comentarios