El Ayuntamiento financia el Centro Joven de Cruz Roja

El Ayuntamiento financia el Centro Joven de Cruz Roja

La Cruz Roja y el Ayuntamiento han firmado sendos convenios en la mañana de este jueves para la financiación del Centro de Emergencia Social y el Centro Joven de Cruz Roja. Es la primera vez que el Consistorio colabora con el segundo de ellos, situado en la calle Rector Madruga de la capital del Tormes. El alcalde ha asegurado que “el objetivo es garantizar la atención a las personas sin hogar, así como a los jóvenes en riesgo de exclusión social”.

Asimismo, el alcalde considera que “Salamanca cuenta con una red de protección muy completa para estas personas, gracias a las administraciones, instituciones y organizaciones como Cruz Roja”. Dentro de ambos convenios configurados para dar una respuesta integral a la exclusión social y para favorecer la búsqueda de empleo por parte de jóvenes carentes de recursos y de formación, el Ayuntamiento ha destinado un  total de 224.000 euros.

El Centro Joven será financiado por primera vez por las arcas municipales y recibirá un total de 50.000 euros. Desde su apertura en el año 1990 ha trabajado con jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 24 años “carentes de titulaciones, sin graduado y sin trabajo”. Jesús Juanes, presidente de Cruz Roja, asegura que pretenden facilitar la incorporación de estos jóvenes al mercado laboral. “Queremos que puedan ser dueños de su destino”.

Para ello, en el Centro Joven se lleva a cabo desde enero un curso de operario de fontanería que cuenta con 12 alumnos y que se prolongará hasta junio. A partir de entonces, se celebrará una segunda edición entre septiembre y diciembre con 15 nuevas plazas. Lo mismo sucede con el otro curso que se imparte en el Centro Joven, de ayudante de camarero y que actualmente cuenta con 14 alumnos. El alcalde ha visitado ambos talleres en compañía del presidente de Cruz Roja y de la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz.

Por su parte, el Ayuntamiento ha renovado su compromiso con el Centro de Emergencia Social de Cruz Roja, al que dedicará 174.505 euros. Un lugar destinado a los transeúntes o “indomiciliados” como los ha nombrado Jesús Juanes. “El perfil de las personas que acuden allí se ha ido transformando, cada vez van menos extranjeros y va más gente joven, con problemas de desarraigo o con demencias”.

Aproximadamente 500 personas diferentes se beneficiarán en 2016 del Centro de Emergencia Social de Cruz Roja. “No es una solución definitiva, pueden quedarse una, dos, tres noches o las necesarias, pero sobre todo pueden encontrar un lugar donde cenar, descansar, asearse, recibir ropa limpia y las curas de emergencia que necesiten”. Igualmente Jesús Juanes ha anunciado que pretenden renovar la instalación en el futuro porque en la actualidad “es un centro de perfil bajo”.

La aportación municipal a Cruz Roja se completa con otros 101.700 euros que se destinan al mantenimiento de la Unidad Móvil de Asistencia Sociosanitaria (UMAS), que complementa la actividad del Centro de Emergencias atendiendo a personas que por cualquier circunstancia precisan atención socio-sanitaria en la vía pública, fundamentalmente a personas sin hogar que viven en la calle y para programas y talleres orientados a la promoción de la salud como los paseos y puntos saludables, el programa “Educación de Calle” o talleres de primeros auxilios.

Comentarios