Aprobado el pliego de condiciones que regirá el contrato del cementerio

Aprobado el pliego de condiciones que regirá el contrato del cementerio

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes aprobó este lunes, con el voto favorable de PP y Cuidadanos, el Pliego de Condiciones por el que se regirá la convocatoria del contrato de gestión del cementerio de la localidad tormesina que, en palabras del equipo de Gobierno, se encuentra al límite de su capacidad. "Esta es la única forma de gestionar el cementerio y dejarlo sin gestión sería una irresponsabilidad", argumentó el PP al tiempo que recordó que el proceso no solo reactivará el servicio sino que al Ayuntamiento solamente le supondrá beneficios durante su periodo de vigencia -10 años prorrogables-. "Además de mantener el servicio, la empresa adjudicataria pagará un canon, que es el punto más valorado del pliego", recordó el concejal Jesús Hernández.

Desde la oposición, partidaria de una gestión pública, arreciaron las críticas al entender que la medida supondrá un incremento de las tasas para los usuarios "que ahora no existen", según recordó el propio alcalde, David Mingo en la réplica al tiempo que recordó que el pliego plantea entre sus criterios la bajada de tasas.

"¿Cuál es la propuesta alternativa? ¿que nos quedemos como estamos?", reflexionó el regidor para quien no existe debate entre gestión pública o privada "sino entre la alternativa viable contra la no gestión".

Reglamento Policía Local

Igualmente, la sesión plenaria celebrada este lunes ha dado luz verde a la propuesta de aprobación inicial del nuevo reglamento de organización y funcionamiento de la Policía Local, una medida para la que Izquierda Unida, para quien el nuevo reglamento "tiene cosas buenas y matices mejorables",  solicitaba un plazo mayor para abrir un debate en el comité de empresa y llevar al próximo Pleno una propuesta consensuada. Una apreciación desestimada desde la bancada popular pues "hay que dar pasos firmes para sacar cosas adelante". A este respecto, y dada la polvareda levantada por la renovación de las normas, el portavoz de Ciudadanos pidió que la 'ropa sucia' "se lave en casa y no en los medios de comunicación".

Mociones

En el capítulo de mociones, las dos que se llevaron al Pleno fueron finalmente rechazadas. La primera de ellas, a instancia del Grupo Municipal de IU-Los Verdes, proponía la creación de una auditoría técnica y jurídica sobre el desarrollo actual del contrato de aguas del municipio. Al igual que en el caso del cementerio el debate se trasladó a la gestión. 

La propuesta más argumentada llegó desde el Grupo municipal Ciudadanos que invitó, a quienes piden una gestión pública, a liderar proyectos "que sean viables para el municipio porque la gestión municipal no lo es en este caso". "No hay infraestructura ni personal necesarios para dar un servicio de calidad", añadió al tiempo que sugirió el impulso de un consorcio para la gestión provincial del agua "como sí se hace en otros lugares de España".

Al respecto, el PP apuntó que la tarifa del agua en Santa Marta es "la más baja de la provincia, incluso que la de Peñaranda, donde la gestión es municipal".

Asimismo, la concejala Marta Labrador, recordó que se han invertido más de 500.000 euros en los últimos tres años en renovación de redes al tiempo que refrescó la memoria de la oposición al poner de manifiesto que cuando la gestión era directa “había problemas de olor y sabor en el agua, serios problemas de salubridad”.

De igual modo puntualizó que no es cierto que la gestión del ciclo del agua sea privada en Santa Marta. “Una concesión administrativa de gestión no significa gestión privada; se ponen las instalaciones a disposición del operador pero el Ayuntamiento es propietario y controla”, matizó.

A dos años de la finalización del contrato con la empresa gestora, la mayor parte de los ediles entiende que es momento de abrir un periodo de reflexión, sobre todo porque “internacionalmente se tiende al control municipal del abastecimiento y nos estamos quedando solos en esto”, remarcó el portavoz de Somos Santa Marta, Andrés Vicente.

 

Comentarios