Los precios de bodas y comuniones se mantienen estables

Los precios de bodas y comuniones se mantienen estables

Ha llegado la primavera y el buen tiempo y con ellos la celebración de las bodas, bautizos y comuniones (la denominada ‘BBC’) en la que las familias deben hacer un gasto que se ha estabilizado en los últimos años. En Salamanca, en el primero de los casos, es el tercer año que, de media, se sitúa sobre los 14.500 euros en la celebración, según la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes, FUCI. 

En este caso, el gasto que se debe desembolsar para la ceremonia y todo lo que le rodea es similar al regional y unos dos mil euros menos que la media española, lejos, eso sí, de los menos de 12.000 que cuesta casarse en Canarias. De hecho, Castilla y León es la sexta región más barata en este aspecto por detrás de las islas, Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha y Aragón. 

Estas cifras son las que FUCI da para un banquete para cien comensales. Es, precisamente, este apartado el que se lleva más dinero. El precio medio del cubierto no es más bajo que 75 euros y, por arriba, casi no tiene límite. Sin embargo, la media del gasto suele ser en torno a los cien euros por comensal lo que implican cifras cercanas a los 10.000 euros solo en la comida. A esto se le añade la música y la barra libre, unos 800 euros de media, según FUCI, aunque son ya varios los establecimientos que ofertan este servicio sin un pago extra. 
Los trajes de boda son otra partida importante. En este caso, es la novia la que tendrá que abonar más dinero, aunque la horquilla es muy amplia. Entre los 500 y los 1.600 cuesta un traje para ella después de que los precios se hayan estabilizado. Además, hay que sumarle zapatos y complementos, entrando dentro de ello la peluquería o el maquillaje. En total, otros 500 euros de media haciendo que el coste medio para ellas sea en torno a los 1.600, si bien este puede ser inferior o superior. 

En el caso de los novios, en cambio, el precio se reduce considerablemente y se pueden encontrar trajes entre los 375 y los 1.200 euros, aunque estos últimos solo en los llamados de firma. Lo normal es que se tienda a lo más barato, no pasando, salvo en raras excepciones, de los 500 euros, según varias marcas salmantinas a las que se les ha preguntado. 

Otro de los gastos influyentes relacionados con la boda es la luna de miel. Obviamente, este será muy dispar en función del destino y del tiempo, aunque las parejas suelen gastarse poco más de mil euros. El dinero se completa con el reportaje fotográfico, que rara vez desciende de los 900 euros; las flores, en torno a los 250 euros; y las invitaciones y recuerdos en la que la crisis ha provocado un aumento del ingenio de los novios. 

Comuniones o ´minibodas´

El caso de las comuniones es similar al de las bodas. Cierto es que hay un aumento en los precios de cerca de un 3% con respecto al año pasado pero también lo es que las familias intentan recortar de algunos gastos para que no les afecte. Sigue la tónica, por tanto, de unas comuniones que se parecen a bodas pequeñas situándose el gasto total en una ceremonia básica en torno a los dos mil euros para solo 25 invitados, según destaca la Unión de Consumidores de Castilla y León en un estudio realizado.

Suben, especialmente, todo lo que tiene que ver con vestido y comida, principales gastos en la comunión. El segundo de los casos es, al igual que en las bodas, el más importante, aunque el precio del cubierto en un restaurante está lejos de equipararse. Así, lo más usual es encontrar el precio medio sobre los 40 euros, teniendo en cuenta que la cantidad se incrementa en función del tipo de restaurante, recuerdan desde UCE. 

El tema del vestuario también ha tenido una importante subida y, por ejemplo, en el caso de las niñas, supone de media unos 318 euros, aunque puede variar según la tela y el trabajo que lleve. Para ellos, en cambio, el precio se reduce a los 228 para el traje de almirante y a los 160 para el de marinero. En ambos casos, los complementos adquieren especial relevancia en el gasto haciendo ascender los precios, en especial las medallas que suelen lucir en los trajes. De esta manera, el precio total por la vestimenta de ellas con un vestido de Organza, los accesorios básicos y la medalla supone un gasto total de 645 euros, mientras que vestir a un niño con traje de almirante, medalla y accesorios sale por unos 523 euros de media, según UCE. 

No suelen faltar en las comuniones los recordatorios. El coste medio de cada uno se mantiene en 3 euros. El gasto total dependerá, por tanto, del número que se encargue la familia. 
Si se realizan sólo fotos de estudio o bien si se encarga un reportaje adicional durante la celebración, que suele ser lo más habitual, en este caso el coste puede estar alrededor de los 312 euros para un álbum de 40 fotos, tres ampliaciones y CD. Si, además, se incluye la realización de un vídeo reportaje en DVD, el coste medio es de 270 euros. 

El presupuesto, para 25 invitados, en recordatorios, y otros detalles como cajas decoradas u obsequios puede alcanzar los cien euros. Si, además, a mayores se hacen actividades complementarias para los niños como animación de payasos o magos, los precios medios también son similares al año anterior y están en los 250 euros. 

 

Comentarios
Lo más