Víctor Mas: "No acepto la recusación. Debo ser yo quien decida qué árbitro pita a cada equipo"

Víctor Mas: "No acepto la recusación. Debo ser yo quien decida qué árbitro pita a cada equipo"
Mucho se ha hablado desde Salamanca y Rivas de temas arbitrales en las últimas semanas. Las madrileñas se han quejado amargamente de la actuación arbitral en la Final de la Copa de la Reina y mientras tanto Carlos Méndez anunciaba que iba a pedir que De Lucas no volviera a arbitrar a Avenida.El Responsable Técnico de Árbitros de la Liga Femenina, Victor Mas, valora las críticas de unos y de otros: "Lamentablemente solo se usa el tema arbitral cuando hay algún interés específico en justificar cualquier frustración con un arbitraje. Es muy fácil arbitrar viendo el video. Nunca se habla del arbitraje cuando es correcto".

Sobre la famosa jugada que decidió el título de la Copa de la Reina, expresa lo siguiente: "Por lo que me llega hay opiniones diversas así que imagínese lo difícil que era tomar la decisión para los árbitros. No habría discusión si la jugada fuera clara al 100%. El arbitraje me pareció correcto, con errores puntuales como cometen las jugadoras. Si fallas dos tiros libres a dos segundos todo el mundo te aplaude para anirmarte, pero si se equivoca un árbitro se le crucifica".

Víctor Mas asegura que De Lucas seguirá pitando a Perfumerías Avenida: "Puedo decir que no me ha llegado nada de ninguno de los dos clubes, pero la recusación no está aceptada. Soy yo quien debo decidir el más apropiado y no atendiendo a los intereses particulares de cada uno. Mucha gente cree que los árbitros pueden hacer lo que les de la gana y no pasa nada. No es así. Hay ascensos y descensos cada temporada".

Mas entiende las críticas como "efectuadas en un momento de nerviosismo y altas pulsaciones. No suelo atender este tipo de manifestaciones si no me llegan directamente a mi. Cada uno puede decir lo que entienda más conveniente. Todos tienen mi teléfono y estoy a su disposición. La evolución del baloncesto femenino ha sido impresionante y los árbitros han contribuido a ello permitiendo un juego fluido y con una unificación de criterios bastante alta. El árbitro nunca se equivoca con mala fe. Esa sería la única razón para recusar a un árbitro. Creo que el arbitraje en España y en Europa está a un nivel muy similar".

 

Comentarios