Aumentan las dificultades para acceder a una vivienda

Aumentan las dificultades para acceder a una vivienda

Los ingresos medios anuales netos por hogar en España han descendido hasta los 26.092 euros, según la última Encuesta de Condiciones de Vida realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto, unido al incremento del precio de la vivienda en venta y alquiler, ha provocado que los españoles tengan más dificultades para acceder a la vivienda en el último año, tal y como muestra un análisis realizado por el portal inmobiliario www.pisos.com.

Según el estudio, mientras que el año pasado los españoles tenían que destinar el 24% de su sueldo al pago de la vivienda, este año deben dedicar el 25%, lo que disminuye su capacidad de gasto. Además, quienes viven de alquiler continúan siendo quienes cuentan con menos sueldo disponible a final de mes, concretamente un 5,5% menos.

El director general de pisos.com, Miguel Ángel Alemany, señala que “el descenso de los ingresos medios mensuales por hogar unido a la recuperación del precio de la vivienda ha provocado que el acceso a la misma sea más costoso para los españoles, sobre todo, para aquellos que viven de alquiler. Sin embargo, ni esta opción ni la compra hacen superar el máximo recomendado por el Banco de España al pago de la vivienda”.

Para el responsable del portal inmobiliario, “la opción más económica es la compra, pero para plantearse ser propietarios, es necesario contar con, aproximadamente, un 20% del valor de la vivienda y un 10% de los gastos adicionales, como tasación, notaría, gestoría y registro”.

Con una mensualidad media de alquiler de 612 euros en España, se debe destinar el 28% de los ingresos medios mensuales al pago del alquiler, un punto más que el año pasado. Sin embargo, el porcentaje continúa por debajo del máximo recomendado por el Banco de España al pago de la vivienda, que asciende al 35%.

La compra, por su parte, requiere de un esfuerzo económico mensual menor. Teniendo en cuenta los datos, la cuota hipotecaria mensual, de 490 euros de media, requiere del 22% de los ingresos mensuales. Se trata de un porcentaje razonable, aunque también es superior al del año pasado.

 

Comentarios