Ninguna familia desahuciada, gracias al apoyo integral de la oficina de insolvencia hipotecaria

Ninguna familia desahuciada, gracias al apoyo integral de la oficina de insolvencia hipotecaria

Como consecuencia de la crisis económica, cientos de familias se vieron en riesgo de perder su vivienda al no poder hacer frente al pago de su hipoteca, en muchos casos, debido al desempleo y a una merma importante de sus ingresos. Por esta razón, el 6 de noviembre de 2012, el Ayuntamiento de Salamanca puso en marcha la Oficina de Interlocución para Personas en Riesgo de Insolvencia Hipotecaria. Un servicio que ofrece en colaboración con la Junta y que también desarrolla la Diputación de manera paralela en la provincia.

Desde entonces, han atendido a 365 familias, lo que supone un total de 937 personas, en peligro de perder su casa. Ninguna de ellas ha sido desahuciada, acogiéndose a la atención integral que llevan a cabo los profesionales de este servicio municipal, incluyendo tres lanzamientos que tienen paralizados en este momento. "Es un drama y supone una gran preocupación que personas puedan ser desahuciadas de sus viviendas", en opinión de la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz, que coordina la oficina y que cuenta, además, con tres técnicos municipales, entre Asesoría Jurídica y Trabajo Social.

El servicio se pone en marcha a través del 012 de la Junta de Castilla y León y la entidad regional deriva los casos que cumplen los requisitos a la oficina municipal. Las familias que optan al programa deben presentar una insolvencia hipotecaria, es decir, su hipoteca debe representar al menos el 50% de sus ingresos y deben demostrar una pérdida de poder adquisitivo en los últimos cuatro años. Desde ese momento, los técnicos de la Oficina de Interlocución para Personas en Riesgo de Insolvencia Hipotecaria aplican una filosofía de atención integral, en coordinación con otros servicios, como los Centros de Acción Social o la Oficina de Empleo, a los que derivan a las personas que así lo requieren.

En una primera entrevista, los técnicos detectan las dificultades que están atravesando las personas afectadas. Esas dificultades pueden ser económicas, debido a deudas, déficit de ingresos, desempleo de larga duración, u otros; o bien, pueden ser problemas sociales, que derivan de un divorcio e incluso de malos tratos. A partir de ahí, se desarrolla un proyecto de reestructuración de la deuda consensuado con las propias familias y se inicia un proceso de intermediación con la entidad financiera, con el objetivo de que puedan permanecer en la vivienda. Asimismo, se estudia la aplicación de las prestaciones extraordinarias dispuestas a valoración de los técnicos.

Esta línea de ayudas puede ser utilizada para cubrir necesidades básicas, alquileres temporales, o bien, para resolver deudas paralelas o cuotas pendientes que puedan estar bloqueando la negociación con el banco. La prestación económica que ofrece la Oficina de Interlocución para Personas en Riesgo de Insolvencia Hipotecaria asciende a un máximo de 3.195 euros anuales por familia, en total, casi 400.000 euros en ayudas han sido concedidos a más de 170 familias salmantinas.

En el caso de familias que solicitan ayuda y no cumplen con los requisitos que marca la normativa, reciben una atención basada en la información y el asesoramiento, hasta alcanzar un total de 399 consultas. Durante el último año, la Oficina de Interlocución para Personas en Riesgo de Insolvencia Hipotecaria ha iniciado 75 interlocuciones con entidades financieras, de las que 61 se han resuelto dentro de los parámetros del código de buenas prácticas, 5 se han resuelto mediante dación en pago sin deuda hipotecaria y se han obtenido 6 reestructuraciones de deuda fuera del código.

Para la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz, el éxito de la oficina reside en la profesionalización de sus técnicos, ya que, "prestan un servicio muy especializado y complejo, que ofrece una atención integral a las personas y familias en situación de insolvencia hipotecaria, para proporcionarles seguridad con la que evitar el drama de tener que salir de sus viviendas".

Comentarios
Lo más