Desarticulada una red de estafadores en comercios con billetes falsificados

Desarticulada una red de estafadores en comercios con billetes falsificados

La Guardia Civil ha llevado a cabo la operación Kiwo, con la que ha desarticulado una organización criminal dedicada a falsificar billetes de 200 euros y estafar en establecimientos comerciales en la gran parte de la geografía española.

Se ha detenido a los cinco integrantes de la red por lo supuestos delitos de pertenencia a organización criminal, falsificación de moneda, estafa y amenazas, dos varones y tres mujeres de edades comprendidas entre los 18 y 33 años, todos de nacionalidad española. Asimismo, en los registros efectuados los agentes han intervenido diferentes billetes falsificados.

La operación se inició cuando la Guardia Civil investigó diferentes hechos de falsificación de moneda y estafa ocurridos en Masalfassar y Betera (Valencia). Con motivo de estos hechos, los agentes iniciaron una línea de investigación al objeto de identificar y detener a los autores de los mismos dando como resultado la identificación de un grupo de personas que pertenecían a una organización criminal especializada en realizar estafas con billetes falsificados.

Estas personas podían haber cometido más de cincuenta hechos relacionados con la fabricación e introducción de billetes falsificados en comercios. Los detenidos actuaban en gran parte del territorio nacional y utilizaban el mismo modus operandi que consistía en la entrega de un billete de 200 euros de curso legal para pagar productos de poco valor y tras la comprobación por el personal de tienda, en una máquina al efecto de comprobación de billetes, estos provocan tumulto alegando cuestiones racistas y amenazando al empleado.

En ese momento le exigían la devolución del billete de curso legal o se lo retiraban de la mano al empleado, efectuando después el cambio por el billete falsificado. Cuando suponían que el personal que les atendía estaba suficientemente amedrentado y en una situación de estrés tal que les aseguraba que la víctima no iba a volver a comprobar la veracidad del billete cuando procedían a cobrarles les entregaban otro billete de 200 euros falso y tras recibir el cambio correspondiente huían del establecimiento en un vehículo con conductor que les estaba esperando en un lugar próximo para facilitar la huida.

Los detenidos además de ser los encargados de introducir la moneda falsa en el mercado, también son los fabricantes de dicha moneda. Utilizaban distintas numeraciones para los billetes que fabricaban con el fin de evitar que se les relacionaran con los diferentes hechos ilícitos que llevaban a cabo.

Comentarios
Lo más