Vecinos y comerciantes de Comuneros, lejos de ser convencidos para aceptar el párking

Vecinos y comerciantes de Comuneros, lejos de ser convencidos para aceptar el párking
De sobra es conocido ya en Salamanca el rechazo de vecinos y comerciantes de la zona al proyecto de construcción de un nuevo parking subterráneo en la ciudad que iría ubicado en la avenida de Comuneros junto al parque de La Alamedilla. El pasado jueves, como todos los últimos, cerca de trescientas personas volvieron a concentrarse para mostrar su oposición a esta intención del Ayuntamiento de Salamanca. A pesar de que el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, ha expresado en varias ocasiones las bondades de esta infraestructura para el barrio y Salamanca asegurando que responde a una más que visible necesidad y con informes técnicos favorables en la mano.
 
El proyecto contempla la creación, bajo tierra, de un aparcamiento en rotación con un mínimo de 283 plazas en dos plantas, con una entrada y salida en el cruce con el paseo de la Estación y otra junto al paso bajo el ferrocarril. Las obras se prolongarían durante doce meses, propiciando también una modernización de las redes de abastecimiento y conducción de energía. Además, se repondrían las zonas ajardinadas, se trasplantarían 28 árboles y se plantarían otros 58 nuevos. Iniciativa que contaría con un presupuesto de 5.993.981 euros que no supondrán coste alguno a las arcas municipales, pues serán financiados por la empresa adjudicataria de las obras y la explotación del aparcamiento.
 
Sin embargo, como parece y ha podido sondear SALAMANCA24HORAS, no hay razón ni motivo para que el alcalde, en los encuentros a mantener tanto con vecinos como con comerciantes, pueda llevar a cambiar de idea a ese rechazo rotundo a la construcción del parking. “Muchas razones me tendría que dar, porque yo no veo ni sitio adecuado ni nada parecido. Hay otras alternativas como el solar de La Radio”. “Los vecinos no comprendemos que esto sea el sitio de hacer el parking”. “No hay ninguna razón justificada de peso para convencernos a todos”. “No hay nada que pueda decir el alcalde ni hacer para convencernos”, manifiestan algunos vecinos.
Comentarios
Lo más