Un alcalde del PSOE y una teniente de alcalde de UCD

Un alcalde del PSOE y una teniente de alcalde de UCD
- ¿Cuál es la diferencia entre hacer política en aquellos tiempos y hacerla hoy en día? 
 
- Jesús Málaga: Entonces la gente nos comprometíamos pero teníamos una profesión. Yo era médico, pero me vi en la necesidad de que el país necesitaba, y como yo miles de personas  y nos acercamos. Ahora yo creo que se ha profesionalizado excesivamente la política y yo eso creo que es malo.
 
- Pilar Fernández Labrador: Había esa apertura, ese deseo de escucharte porque estaba todo por hacer. Empezamos a hacer y con poco que hiciéramos o mucho, que se hizo muchísimo. La gente veía como poco a poco estábamos comprometidos con lo que el pueblo pedía, con lo que quería la ciudad, porque era justo eso.
 
- Jesús M.: Y había una cosa que ahora mismo sería impensable, yo nombré teniente de alcalde a Pilar Fernández Labrador, y le di el bastón de mando.
 
- Pilar F.L.: Además con bastón, que me lo dio Jesús.
 
- Jesús M.: Lo hice porque Pilar estaba representado a un montón de gente de Salamanca. Y esa gente tenía que verse en una situación de privilegio. Al principio la primera toma de posesión fue un poco tensa, pero después vino la calma. Y nos hemos llevado muy bien.
 
- Pilar F.L.: Me acuerdo cuando venía alguien a visitar el Ayuntamiento y me llevaba siempre. Y decía: “Es que Pilar y yo pensamos muy parecido“.
 
- Jesús M.: Salamanca ha tenido muy pocos alcaldes, es una de las ciudades que ha tenido menos alcaldes. Yo estuve 12 años, Julián ha estado 16, Trocóniz 4, y Alfonso lleva 3, y  he tenido muy buenas relaciones por ejemplo con Trocóniz, con Alfonso, pero he tenido muy malas relaciones con Julián, pero yo creo que Julián ha tenido buenas relaciones con muy poca gente.
 
- Ahora con el paso del tiempo, ¿cómo ven la Salamanca actual?, ¿Están orgullosos de lo que representa actualmente Salamanca?
 
- Pilar F.L.: Yo sí.
 
- Jesús M.: Sí, Salamanca es una ciudad maravillosa, pero es verdad que no puede parar. Estas cosas es como un continuo porque todas las ciudades están ahí pujando.
 
- Pilar F.L.: Yo creo que hay una cosa, ese principio de ilusión, esa entrega que pusimos todos en intentar comprendernos y sacar todo adelante con muy poco dinero. Y ha habido un momento, en honor de tiempo y de la labor del propio Julián, en que se consiguieron varias cosas que para Salamanca fueron un antes y un después. Pero no fue la labor solo de los que estábamos en el Gobierno, sino de todos los salmantinos, que se creyeron capaces de levantar a Salamanca. Se habían hecho muchas cosas en cuanto a patrimonio, todo lo que tiene que ver con el urbanismo
 
- Jesús M.: Sí, el Plan General, eso lo reconocen ya todos los historiadores que han escrito sobre Salamanca.
 
- Pilar F.L.: Pero llegó este momento del cambio del salmantino, que estaba muy establecido, estaba muy en su casa viendo como pasaban los acontecimientos, cómo iba mejorando la ciudad y de pronto eso fue una sacudida. Yo recuerdo el nombramiento de Salamanca como Ciudad Europea de la Cultura.
 
- Jesús M.: Como lo trabajé yo eso ¿eh?
 
- Pilar F.L.: (Risas)
 
- Jesús M.: Después se llevaron las mieles otros.
 
- Pilar F.L.: Pero realizarlo ¿eh? El salmantino se lo creyó y se involucró totalmente. Yo ahí es donde noto el cambio de nuestra Salamanca, que no es solo todo lo que se ha conseguido para ella desde el principio, pero eso después llevado al sentimiento de “Yo soy Salamanca“.
 
- Jesús M.: Pero hay una cosa que es fundamental, y es que en 1979 Salamanca es una ciudad que está en una situación prácticamente tercermundista y por ejemplo a la mayoría de los barrios no les llega el agua o le llega solo a veces, como en Pizarrales, Vidal, San Bernardo, y se tenían que levantar a las 5 de la mañana para poderse duchar. 600 calles estaban en barro, teníamos un déficit de 38.000 plazas escolares. Entonces no tiene nada que ver una gestión del año 79, 80, o esa década, a la gestión actual que es una gestión ya más de lujo.
 
El problema es que tenías que luchar por asfaltar calles y dar agua a la vez que hacías un Palacio de Congresos. Esto es lo bonito de la democracia. A nosotros nos tocó todo ese proceso, logramos que Salamanca entrara en el primer mundo y ahora ya es una ciudad ya del primer mundo. Entonces las necesidades ahora ya son distintas y ahora ya no se reclama una escuela más.
 
- Pilar F.L.: Hay una cosa importante también y es que Jesús conocía y yo conocía esas realidades también. A través del movimiento de ‘Vivienda para quien no la tiene’ pateábamos todo Salamanca. Y yo recuerdo haber perdido los zapatos en las elecciones porque yo quise ir por Pizarrales porque quería llevar a los míos para que conocieran aquello.
 
- Precisamente ése es un motivo de crítica a los políticos actuales, que solo ‘patean’ las calles cuando estan en campaña.
 
- Pilar F.L.: Yo antes de ser candidata ya conocía las calles
 
- Jesús M.: Fíjate lo que supone para un alcalde el decir que se ha acabado el chabolismo, porque lo logramos. O por ejemplo temas tan importantes como poder pasearte hoy por toda la Salamanca moderna que es fruto del Plan Especial del Ordenación Urbana. O una ciudad en la que se estaban cayendo los grandes monumentos, se estaba cayendo la cúpula de la Catedral, la cúpula de la Clerecía, de la Purísima, ¿te acuerdas?
 
- Pilar F.L.: Sí, sí
 
- Jesús M.: Entonces ¿pasas a la historia como el alcalde al que se le cae la Casa de la Conchas?
 
- Pilar F.L.: ¿Te acuerdas del barrio del Castigo? Desalojamos por dos veces el barrio del Castigo, era una zona donde convivían ratas, agua y personas. 
 
- Jesús M.: Fíjate lo que supone que toda la zona del barrio Chino, que por allí no pasaba nadie, en el año 91 tuvimos que tirar 50 viviendas y darle vivienda a toda la gente.
 
- Pilar F.L.: Llegamos en ese momento en el que yo iba impregnada de esa idea, sobre todo en la política de la vivienda para mí era fundamental.
 
- Jesús M.: En estos momentos más del 50% de los salmantinos viven en viviendas y lugares desarrollados por el Plan Especial de Ordenación Urbana de los socialistas.
Comentarios
Lo más