La Junta destina 3 millones de euros para contratar trabajadores con dificultades

La Junta destina 3 millones de euros para contratar trabajadores con dificultades

El consejero de Empleo ha visitado el Centro Integral de Empleo que Cáritas Diocesana tiene en Valladolid, en el que se están formando alumnos en distintas materias y están contratados quince trabajadores vinculados a programas financiados por la Consejería de Empleo, a través del Servicio Público de Empleo (ECYL). De estos trabajadores, nueve corresponden a la línea de subvenciones para la contratación temporal de personas desempleadas y beneficiarios de renta garantizada de ciudadanía por entidades sin ánimo de lucro, empresas de inserción y empresas participadas para realizar obras y servicios de interés general y social; por otra parte, otros seis trabajadores cuentan con contratos financiados con la subvención destinada a la contratación temporal de jóvenes incluidos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, por entidades sin ánimo de lucro, también para la realización de obras y servicios de interés general y social. Ambas líneas de subvención han permitido contratar en la Comunidad, a través de entidades sin ánimo de lucro, a 365 trabajadores durante 2016, destinando 3.317.500 euros.

La II Estrategia Integrada de Empleo 2016-2020 prioriza la inserción en el mercado laboral de aquellos trabajadores en desempleo con especiales dificultades para ello, favoreciendo la empleabilidad de los colectivos más afectados por el desempleo y su inclusión social de modo que puedan abandonar la exclusión y las situaciones de precariedad.

La entidad sin ánimo de lucro, Caritas Diocesana, colabora con el Servicio Público de Empleo de Castilla y León en varias iniciativas para la inserción laboral a través de distintos programas, favoreciendo el acceso al mercado laboral de los colectivos con dificultades de empleabilidad.

La Junta de Castilla y León está prestando una atención diferenciada a  aquellos trabajadores que cuentan con mayores dificultades para acceder al mercado de trabajo, dando prioridad a los colectivos de jóvenes, los mayores de 45 años, los parados de larga duración, los que hayan agotado las prestaciones por desempleo, las personas con cargas familiares, los perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía, las personas con discapacidad y las que se encuentran en situación o riesgo de exclusión social.

Además de las líneas específicas de contratación ya descritas, se está subvencionando el 50 % del SMI en las empresas de inserción por la contratación de trabajadores en exclusión o en riesgo de exclusión social. Por otra parte, en 2017, se convocará una nueva línea para el personal de acompañamiento de estas empresas de inserción para ayudar a la adaptación social y laboral de estos trabajadores.

La Junta prevé aspectos sociales en la contratación de obras y servicios y, de esta forma, establece la posibilidad de reservar contratos a los Centros Especiales de Empleo y a empresas de inserción sociolaboral de personas y colectivos en situación o riesgo de exclusión social.

Por último, hay que recordar que la Consejería de Empleo ha convocado en 2016, una línea específica dentro del Plan de Empleo Local para incorporar al mercado de trabajo  trabajadores pertenecientes a colectivos con especiales dificultades para acceder al empleo.

Comentarios
Lo más