DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES

La dieta mediterránea ayuda a prevenir y controlar la diabetes

La dieta mediterránea ayuda a prevenir y controlar la diabetes

La dieta mediterránea, que aporta un adecuado consumo de frutas, verduras, cereales de grano entero y legumbres, ha demostrado ser la dieta que mejor previene la enfermedad y ayuda a tratarla. Aumentar el consumo de fibra insoluble y suplementar la dieta con cromo contribuye a mantener niveles normales de glucemia. La obesidad es el principal factor de riesgo de diabetes tipo 2

La diabetes es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres. Este año, el tema del Día Mundial de la Diabetes se centra en estas últimas y tiene como lema 'Nuestro derecho a un futuro sano'. Actualmente, hay más de 199 millones de mujeres con diabetes a nivel global, y se calcula que para 2040 esta cifra llegará a los 313 millones, según los datos de la Federación Internacional de la Diabetes. Estas cifras están ligadasa los altos índices de obesidad, que constituyen el principal factor de riesgo de diabetes y que, ya desde edades tempranas y con cada vez más frecuencia, asolan a la población mundial.


Así, el Grupo NC Salud recomienda una dieta mediterránea, ya que es la que mejor ha demostrado combatir la obesidad a largo plazo y mejorar la diabetes, optimizando el metabolismo de los carbohidratos. El aumento en el consumo de frutas que promulga esta dieta, nos aporta un adecuado porcentaje de azúcares sanos, llamados intrínsecos, que se acompañan de otros micronutrientes beneficiosos para la salud, como los polifenoles, que ayudan a quemar grasa, o los antioxidantes, que permiten reducir el estrés oxidativo y mejorar, entre otros, el colesterol.


“Los pacientes diabéticos deben consumir al menos 3 raciones de fruta entera repartidas a lo largo del día, para tener tanto un aporte adecuado de azúcares intrínsecos como de vitaminas y minerales. Sustituir estas raciones por zumos suele ser un error muy típico, ya que se pierde la fibra de la fruta y se multiplica innecesariamente la cantidad de azúcares ingeridos, más aún si son zumos envasados con alto contenido en azúcares libres”, explica Carlos Fernández, director médico del Grupo NC Salud.

Otras medidas que se pueden tomar es aumentar el consumo de fibra insoluble para mejorar la diabetes, suplementar la dieta con cromo, hacer un mínimo de cinco comidas al día y hacer deporte para activar el metabolismo, un factor clave para las personas con diabetes, ya que les ayuda a mejorar el control de la enfermedad y a prevenir complicaciones derivadas de la misma. 



La diabetes gestacional

Dos de cada cinco mujeres sufren de diabetes en su etapa fértil y de ellas, el 10% padece diabetes gestacional (DG), que aumenta el riesgo de abortos o secuelas en sus futuros bebés. Es por ello, que este tipo de diabetes es una de las principales preocupaciones de las mujeres embarazadas y de los sanitarios que las controlan, realizándose un análisis protocolario para detectarla entre las 24 y 28 semanas de gestación. Entre los factores de alto riesgo están el  tener una edad igual o superior a los 35 años, antecedentes personales y de nuevo, la obesidad.

Los consejos en este caso son similares ya que se necesita hierro, calcio y ácido fólico, que lo puede aportar una buena dieta mediterránea. 

Comentarios