ILEÓN

La Audiencia de León cambia la cárcel por la expulsión para los condenados por 14 robos en viviendas de ciudadanos chinos

La Audiencia de León cambia la cárcel por la expulsión para los condenados por 14 robos en viviendas de ciudadanos chinos

La pareja, de nacionalidad colombiana, había aceptado una pena de cinco años de cárcel, cuatro por un delito de robo continuado en casa habitada y uno por blanqueo de capitales, pena que ha sido conmutada por la expulsión del país

La Audiencia Provincial de León ha dado este viernes a conocer la sentencia a dos ciudadanos colombianos, que ya habían sido considerados culpables de haber cometido 14 robos en viviendas en la comarca del Bierzo y también en la provincia de Lugo, la mayoría de ellas pertenecientes a ciudadanos chinos.

Ambos han sido condenados a cuatro años de prisión por un delito continuado de robo con fuerza en las cosas y a un año más por el delito de blanqueo de capital. No obstante, los condenados no tendrán que cumplir esa pena ya que la Audiencia ha acordado sustituir la cárcel por su expulsión del territorio nacional, al que no podrán regresar en un plazo de diez años. La expulsión se llevará a cabo en el plazo más breve posible, añade el auto.

Los asaltos por los que ambos han sido condenados se produjeron entre agosto y noviembre de 2015. En ellos, ambos sustrajeron multitud de objetos de valor entre los que figuran joyas, ordenadores, cámaras de fotos y relojes, aunque también cremas o una cazadora negra. Los robos se produjeron en distintas localidades del Bierzo, entre ellas, Ponferrada, Bembibre o Fabero y también en Lugo.

La petición inicial de pena para cada uno de ellos por parte de la Fiscalía era de 11 años de prisión, cinco por el delito de robo y seis por el de blanqueo de capitales así como una multa de 150.000 euros además de 43.000 euros en concepto de responsabilidad civil a los perjudicados.

No obstante, en el transcurso del juicio, celebrado en la Audiencia Provincial de León en octubre, defensa y Fiscalía llegaron a un acuerdo y la pareja colombiana aceptó una condena de cinco años de cárcel y una multa de 3.000 euros.

Comentarios